Bogotá requiere presencia del Gobierno Nacional para afrontar crisis humanitaria de venezolanos

BOGOTA, 13 de enero_ RAM_ En el debate de Control Político sobre la crisis humanitaria de venezolanos en la Capital, los concejales Roger Carrillo, Nelson Cubides, Gloría Díaz, María Fernanda Rojas, Lucía Bastidas, Hosman Martínez, Jorge Torres y María Clara Name, reconocieron las acciones adelantadas por la Administración para atender a los venezolanos que llegan a la ciudad, posicionando a Bogotá como la ciudad que abandera el proceso humanitario en el país.

De acuerdo con los Cabildantes, en materia educativa, en 2018 Bogotá registró 3.808 niños matriculados en las instituciones educativas; en el sector de salud, atendió a 95.588 venezolanos y en integración, la capital atendió a 2.707 venezolanos de diferentes grupos poblacionales.

Un camino largo por recorrer

Teniendo en cuenta que entre el 2013 y 2017 la cifra de migrantes venezolanos en Colombia pasó de 62 mil a 523 mil y en Bogotá de 8 mil a 85 mil; para los concejales, la crisis humanitaria de venezolanos es un reto que merece toda la atención por parte del Distrito y la Nación, toda vez que a partir de esta situación se han generado y aumentado problemáticas como la xenofobia, la prostitución, la delincuencia, el desempleo y aparición de enfermedades.

Pese a las acciones que ha adelantado el Distrito para enfrentar todos los aspectos que se desprenden de la crisis humanitaria de venezolanos en Bogotá, los concejales insistieron en que los recursos otorgados no son suficientes para generar las soluciones que requiere el territorio. Por otro lado, manifestaron que la falta de claridad sobre las cifras de migrantes venezolanos que hacen presencia en el país y en la ciudad, impiden que las acciones realizadas sean totalmente efectivas, razón por la cual solicitaron al Gobierno Nacional reforzar el apoyo brindado y generar las herramientas suficientes para enfrentar la crisis.

En relación a la visión humanitaria que ha tomado la presencia de población venezolana en la ciudad, los concejales consideraron que la migración debe ser abordada desde un enfoque de productividad, como una oportunidad para incentivar la economía, el emprendimiento y el conocimiento aplicado a varias actividades económicas de la ciudad; toda vez que, con la migración a nivel mundial, en 2018 hubo un flujo de capital de $600 mil millones de dólares.

Frente a la generación de empleo, los concejales señalaron que, si bien la Secretaria de Desarrollo Económico ha habilitado rutas especiales para esta población, su alcance es insuficiente, por lo tanto, indicaron que es necesario fomentar una mayor articulación en las rutas con esquema de empleabilidad y emprendimiento desde el orden Nacional, con el fin de incrementar las opciones laborales para los venezolanos.

En el marco de las necesidades laborales que tienen los venezolanos, los cabildantes mostraron su preocupación por la situación de vulnerabilidad que enfrentan las mujeres venezolanas en la capital, quienes en muchos casos han tenido que recurrir a la prostitución como única opción económica para subsistir, e hicieron un llamado a la Administración para priorizar a esta población y brindarles el apoyo que necesitan.

Compartir: