Liberalismo prohíbe a sus candidatos hacer campaña sucia en redes sociales

Casos como el de Ignacio Greiffenstein, funcionario de la Casa de Nariño que tuvo que renunciar por haber insultado a las mujeres petristas en Twitter, han abierto el debate sobre cómo debe ser el manejo de las redes sociales en plena campaña electoral.

Con el ánimo de prever este tipo de situaciones, que últimamente han afectado a miembros del Gobierno y dirigentes del Centro Democrático, el expresidente Cesar Gaviria lanzó una contundente advertencia a los candidatos y funcionarios del Partido Liberal.

Gaviria prohibió de manera rotunda utilizar estrategias sucias e insultos para atacar a los contendores a través de las redes sociales.

También estará prohibido pagar bodegas y comprar seguidores con el ánimo de hacerle mala fama a enemigos políticos o dirigentes de otros partidos.

Según el jefe único del liberalismo, quienes incurran en este tipo de prácticas, tendrán que irse de la colectividad. 

“El jefe del @PartidoLiberal, el expresidente César Gaviria, prohibió rotundamente pagar bodegas, bots, comprar seguidores e insultar incluso desde las redes del @PartidoLiberal. Y enfatizó  “si veo algún proceder de esos, el que lo haga se va”. #NoPaguesInsultosEnRedesCorrupto”, informó oficialmente el partido a través de su cuneta oficial.

Un episodio similar al de Greiffenstein le costó el puesto al community manager del uribismo, quien a través de la cuenta de Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático, aseguró que la periodista Vicky Dávila era la “jefe de prensa de la rata de Petro”.

Claudia Ortiz, hoy directora de la Agencia de Desarrollo Rural, también estuvo en aprietos por trinos contra la Farc y el proceso de paz, al igual que Darío Acevedo, quien suena como director del Centro de Memoria Histórica y en el pasado ha atacado a dirigentes de izquierda.

Compartir: