Así corre de nuevo el agua por el fracturado río Cauca en Hidroituango

Mientras se normaliza el caudal del río, no realice actividad de pesca, ni navegue por sus aguas”, ese es el anuncio que se escucha en el parlante de los funcionarios de la Defensa Civil, que sin cansancio caminan por las calles del corregimiento de Puerto Valdivia haciendo el llamado a la precaución mientras el Río Cauca, aún débil en su caudal, se recupera en los próximos días tras la apertura de compuertas en Hidroituango.

Hace 18 horas, el líquido empezó a fluir desde la represa, y aunque se ha reiterado que de forma paulatina encontrará normalidad quizás desde el lunes en la noche o el martes, los pobladores de esta localidad no dejan de asomarse a sus ventanas o pararse en la mitad del gigante Puente vehicular para ir monitoreando qué tanto crece.

Imagínese que hablaba con el celador anoche y pensábamos que ya por ahí a las 7 de la noche ya tenía que estar con más agüita el río, pues siempre ha crecido un poquitico, como un par de centímetros pero no tanto, será mañana o más en la noche”, comenta uno de los jóvenes que cada cinco minutos cruza en su mototaxi por el puente.

El río de a poco empieza a tomar movimiento aguas abajo de la represa, sin embargo, uno de los inconvenientes que por estos días acompaña la tragedia ambiental ocasionada desde Hidroituango, es la sequía en esta zona del país donde el sol es intenso y la lluvia no aparece de ninguna manera para ayudar con la creciente del hoy fracturado Río Cauca.

De acuerdo con EPM, tras el inicio de la operación del vertedero anoche a las 8:01 horas, cuando alcanzó la cota 401, el río va recuperando su caudal y ha informado que al mediodía de hoy, la descarga del proyecto puerto es de 94,07 metros cúbicos sobre el nivel del mar y la estabilización en Puerto Valdivia es de 80,53 metros cúbicos por segundo, por lo que en la medida en que se llegue a lo esperado, se pidió atender varias recomendaciones de seguridad.

Entre esas está evitar actividades de pesca o transporte, evitar la confusión en redes sociales y atender los mensajes oficiales de las autoridades, acudir a la Defensa Civil que permanentemente está en la ribera, tener claros los puntos de evacuación y sobre todo, resguardar la vida de los más vulnerables, principalmente los niños y niñas.

Compartir: