«Loco Barrera» uso ácido en las manos para evitar ser identificado

A través de una nota de prensa difundida esta noche, la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) informó que “El Loco Barrera” se puso ácido en las manos para evitar que se le verifiquen las huellas dactilares, además de realizarse cambios fisionómicos para cambiar su identidad.

La búsqueda de este delincuente, se venía realizando desde el pasado 6 de Agosto en 3 lugares de Venezuela.

El llamado “El Loco Barrera” tenía 2 difusiones de la Interpol: Roja y Azul, por tráfico de drogas, legitimación de capitales y estafa.

Al momento de su captura portaba una identificación falsa de origen colombiano, con el nombre de Lucumi Popo José Tomás, con fecha de nacimiento 15 de mayo de 1968.

Daniel ‘El Loco’ Barrera es considerado el principal narcotraficante de Colombia. Se calcula que su organización ha enviado en los últimos años a Estados Unidos y Europa más de 900 toneladas de cocaína.

«Fue capturado en San Cristóbal (Andes venezolanos) con la colaboración desde hace ya algún tiempo de la ONA (Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela)», señaló el presidente Juan Manuel Santos, al agregar que «también ayudó el servicio de inteligencia británico, el M-16, y las agencias de inteligencia de Estados Unidos, en particular la CIA».

«Esta operación fue dirigida desde Washington», aseveró el presidente, y refirió que el jefe de la policía nacional de Colombia, general José Roberto León Riaño, se encuentra en esa ciudad.

Barrera fue capturado este martes cuando se encontraba en una cabina telefónica de una calle de San Cristóbal, detalló León Riaño en declaraciones desde Washigton a la cadena de radio y televisión Caracol.

El jefe policial precisó que desde hace cuatro meses se fortaleció el operativo policial que finalmente permitó la captura del narcotraficante, en una «operación que fue lanzada desde acá (Washington)».

La captura «fue producto de unos contactos que hemos hecho a nivel inernacional. La semana pasada en Inglaterra, esta semana aquí en Estados Unidos», añadió.

El operativo se dirigió desde Estados Unidos «porque necesitábamos tener un apoyo técnico especial. Fue necesario para tener una situación especial frente a la nueva manera que ha venido operando la policía de Colombia y para evitar cualquier hecho que pusiera en peligro la operación», dijo.

Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por información que permitiera la captura de ‘El Loco Barrera’, cuya detención había sido ordenada en 2007 por el entonces presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010).

«Es tal vez la captura más importante de los últimos tiempos. Es el último de los grandes capos. Es un golpe muy contundente a la criminalidad», aseveró Santos en su alocución, en la que reveló que Barrera «ya confesó que era él».

Compartir: