EE.UU: crece el escándalo en torno a Romney por una explosiva cámara oculta

El candidato republicano quedó más comprometido al conocerse nuevos fragmentos del video en el además de despreciar a la mitad del electorado y dice que los palestinos sólo desean destruir a Israel.

Con todos los medios estadounidenses en estado de ebullición por las polémicos comentarios en privado de Romney, el equipo de campaña del presidente Barack Obama se abocó a esparcir las declaraciones e imágenes captadas por el video clandestino y a hacerlas llegar a todos aquellos que aún no las hubiesen visto.

El video comenzó a conocerse el lunes, cuando un primer extracto mostró a Romney decir que casi la mitad de los estadounidenses, los que votan a Obama, «cree que son víctimas» con derecho a la salud, la alimentación y la vivienda y que su rol como candidato republicano es «no preocuparse de esas personas».

Luego de ensayar una explicación aunque sin desdecirse, el video volvió a dominar los titulares al conocerse una nueva secuencia en la que Romney dice que los palestinos no tienen «ningún interés» en la paz e insinúa que no hará muchos esfuerzos por el proceso de paz en Medio Oriente si llega a la Casa Blanca.

El video, grabado clandestinamente durante una reunión del candidato con millonarios que aportan para su campaña, no podía haber caído en un peor momento, a siete semanas de las elecciones y justo cuando Obama comienza a sacar una ostensible aventaja frente Romney en los estados que se espera definan los comicios.

La campaña de Obama, que ha visto en el video una confirmación de sus afirmaciones de que Romney es un millonario desconectado de los problemas del estadounidense de a pie, envió correos electrónicos a partidarios con un video on line y una invitación a la gente a ver los comentarios del candidato y responder.

«Me revuelve el estómago», dice una mujer en el video, en referencia a las declaraciones de Romney, informó la cadena CNN.

El aspirante presidencial, un ex empresario que hizo millones comprando y reestructurando compañías, convocó anoche a una conferencia de prensa en la que dijo que sus declaraciones fueron «extemporáneas» y «manifestadas no elegantemente», aunque evitó dar marcha atrás con sus dichos.

El escándalo por la cámara oculta continuó con los nuevos extractos, en los que un donante consulta a Romney sobre sus planes por el «problema palestino».

«Esto va a seguir siendo un problema sin solución…, y pateamos la pelota para adelante y esperamos que, en última instancia, de alguna forma, algo pase que lo resuelva», dijo el republicano.

«Los palestinos no tienen ningún interés en absoluto en establecer la paz, y el camino hacia la paz es casi impensable de lograr», señaló Romney, quien además dijo descreer de la solución de dos estados que tanto Washington como Israel y los palestinos consideran la única solución al diferendo de décadas.

Presionar a Israel a ceder territorios en disputa para que los palestinos funden un Estado es «la peor idea del mundo», dijo.

Las declaraciones están en sintonía con la de funcionarios nacionalistas israelíes, incluyendo ministros del gabinete del primer ministro Benjamin Netanyahu.

El propio premier defiende ahora la solución de dos estados, tras rechazarla durante años.

Ni la oficina de Netanyahu ni la del presidente palestinos, Mahmud Abbas, quisieron comentar las declaraciones, informó CNN.

Romney tampoco habló sobre sus comentarios sobre Medio Oriente, y hoy no tenía apariciones públicas en su agenda.

En su conferencia de prensa de anoche en Los Angeles, el candidato no cuestionó la autenticidad del video, aunque explicó que quiso decir que Obama favorece una forma de gobierno con una excesiva intervención del Estado.

«Hay un 47% de la gente que votará por el presidente sin importar nada», dijo Romney en el encuentro con sus donantes, según el extracto del video difundido ayer.

«Hay un 47% que están con él, que dependen del gobierno, que creen que son víctimas, que creen que el gobierno tiene la responsabilidad de cuidarlos, que creen que tienen derecho a la salud pública, a la alimentación, a la vivienda», agregó Romney.

El político aseguró que su rol como candidato es «no preocuparse de esas personas».

Mother Jones no reveló dónde ni cuándo se realizó la cámara oculta, argumentando que no quería comprometer a la persona que suministró el material.

Sin embargo, varias cadenas y diarios estadounidenses afirmaron hoy de manera coincidente que el evento fue una cena para recaudar fondos, de 50.000 dólares por comensal, celebrada el 17 de mayo pasado en Boca Raton, Florida.

Las declaraciones privadas de Romney son las más recientes de una lista de polémicos comentarios del ex empresario muy cuestionados por los demócratas.

Durante las primarias de su partido, Romney dijo que estaba «despreocupado» de los problemas de la gente más pobre, y en otra ocasión comentó que su esposa maneja «un par de Cadillacs».

En su discurso en la convención en la que fue proclamado candidato, el mes pasado, Romney no incluyó una mención a la guerra de Afganistán ni un agradecimiento a las tropas de su país.

La semana pasada, al desatarse protestas contra Estados Unidos en Egipto y Libia por una película que denigra a Mahoma, el candidato sacó un comunicado cuestionando la respuesta de Obama a la crisis antes de saberse que el embajador estadounidense en Libia había sido asesinado en un ataque, lo que le valió duras críticas.

Compartir: