Nuevos hallazgos fiscales por $269.808 millones en Saludcoop y Cafesalud

La Contraloría evidenció nuevos hallazgos fiscales por $269.808 millones en las EPS Saludcoop en liquidación y Cafesalud, debido a lo cual, el contralor Carlos Felipe Córdoba Larrarte, ha dado prioridad para que estos procesos «se adelanten con la mayor celeridad y contundencia».

En el primer caso se establecieron hallazgos por $197.963 millones de pesos en la finalización del proceso de intervención de Saludcoop EPS, liderado por el agente especial Guillermo Grosso Sandoval.

El ente de control fiscal «pudo verificar el direccionamiento de recursos parafiscales del Sistema General de Seguridad Social en Salud a la sociedad subordinada Corporación IPS Saludcoop, en la cual el grupo económico tenía una participación accionaria del 95.67%», se lee en el comunicado del ente revisor.

La Contraloría, concretamente, identificó presuntos giros de desembolsos de anticipos de Saludcoop EPS en Intervención con destino a la Corporación IPS Saludcoop, por autorizaciones del agente especial interventor, «sin que se hubiese evidenciado una contraprestación de servicios de salud», generándose supuestas irregularidades por $75.974 millones.

Agrega la entidad que el 24 de noviembre de 2015, el mismo día que la Superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de Saludcoop, «Grosso Sandoval autorizó a través del director nacional de Tesorería de la EPS Saludcoop, realizar giros bajo la figura de endoso, por concepto de pago de arrendamiento que la Corporación IPS Saludcoop le debía a RV Inmobiliaria por $802.160.647; sin que hubiesen sido servicios de salud que la EPS tuviera a su cargo, lo que evidenciaría otro detrimento patrimonial».

Y se habrían autorizado pagos de giros directos, a través del Consorcio SAYP por $121.165.078.440, a favor de la Corporación IPS Saludcoop, «sin que se pudiesen evidenciar los soportes de la facturación que garantiza la realización de la prestación de los servicios de salud».

Para el caso de Cafesalud, la Contraloría indicó que al parecer se prestaron servicios de transporte para personal administrativo, solicitados y autorizados estos en la vigencia 2015 y facturados por la UT Saso V&G en la vigencia 2016, a nombre de Cafesalud EPS; «los cuales fueron pagados por Cafesalud EPS en la vigencia 2016, por $21.437.800; cuando Grosso era ya presidente de Cafesalud».

Recuerda el ente de control que mediante acta 270 de la junta directiva de Cafesalud EPS, el 25 de noviembre de 2015, se nombra a Grosso como presidente encargado de Cafesalud EPS, con una remuneración mensual de $24.700. 000. «Es decir, entre los años 2013 a 2015, estuvo como agente especial interventor de Saludcoop, para posteriormente pasar a la presidencia de Cafesalud».

Además, la Contraloría detectó hallazgos fiscales que superaron los $71.000 millones en Cafesalud: «Uno de los casos que llamó particularmente la atención de los auditores, corresponde a que con una factura por algo más de $1,6 millones, identificada a través del aplicativo SYC, Grosso -en ese momento presidente de Cafesalud- ordenó pagarle a la IPS Saludcoop casi $19.000 millones».

El organismo revisor encontró así mismo que recursos de la salud por más $9.500 millones, fueron aparentemente ordenados y girados, entre septiembre y diciembre de 2015, a la Cooperativa Progressa, por concepto de descuentos de nómina e intereses, que la Corporación IPS Saludcoop adeudaba a esta cooperativa. «Los pagos realizados por Cafesalud no correspondieron a servicios de salud prestados por la IPS», se lee en el boletín.

Y en los gastos administrativos se reportan hallazgos con connotación fiscal por más de $43.000 millones; dichas desviaciones se realizaron entre las vigencias 2015 y 2016, periodo en el cual los representantes legales de Cafesalud eran en su respectivo orden cronológico, Carlos Andrés Mantilla Galvis y Guillermo Enrique Grosso Sandoval, anota la Contraloría.

«El origen de dichas desviaciones se encuentra en la suscripción de contratos no relacionados con la prestación de servicios de la salud, y que fueron pagados con recursos destinados para tal fin. Entre ellos están la compra de mobiliario, equipos de tecnología, adecuaciones, servicios de hospedaje y compra de tiquetes aéreos para personal administrativo de Cafesalud», se lee.

Finalmente, la entidad de control fiscal añade que se adelantarán seis indagaciones preliminares por más de $720.000 millones.

Compartir:

Comments are closed.