El avión de la canciller alemana Angela Merkel fue obligado a aterrizar de emergencia

El avión de la canciller alemana Angela Merkel, que se dirigía hacia Argentina para la cumbre del G20, fue obligado a aterrizar de emergencia en la ciudad alemana de Colonia debido a un problema técnico, indicó la cancillería.

“Tras un problema técnico, el avión gubernamental aterrizó de forma segura en Colonia hace unos minutos”, indicó la cancillería.

Según mensajes publicados en Twitter por periodistas alemanes que se encontraban a bordo del vuelo gubernamental, la canciller deberá viajar el viernes por la mañana a Madrid para embarcar con una pequeña delegación a bordo de un avión comercial con destino a la capital argentina.

La cancillería no confirmó por el momento estas informaciones.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, estaría entre esta limitada delegación.

Mientras tanto, la canciller deberá pasar la noche en Bonn (oeste), dijo en Twitter una periodista estrella de la cadena pública ZDF.

Según la agencia DPA, el portavoz del gobierno Steffen Seibert indicó que el viaje no podía continuar el jueves por la noche para respetar el tiempo de vuelo máximo de la tripulación.

Precisó además que estaba estudiando si se podían aplazar los encuentros que tiene previstos la dirigente en el marco de la cumbre del G20.

A su llegada a Colonia, el avión, un Airbus A340-300, con el nombre de Konrad Adenauer, el primer canciller alemán de la posguerra,fue recibido por los bomberos en la pista de aterrizaje, indicó DPA.

De acuerdo con la agencia alemana, el capitán informó hacia las 20H30 (19H30 GMT) a los pasajeros que debía dirigirse a Colonia porque un problema técnico provocó la interrupción de varios sistemas eléctricos.

“No se preocupen, vamos a aterrizar de forma segura en Colonia”, dijo.

El aterrizaje fue brusco. El avión contaba aún con mucho carburante y el peso obligó a usar fuertemente los frenos.

A mediados de octubre, este avión tuvo problemas en Indonesia y obligó al ministro de Finanzas a volver de una reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) a bordo de un avión comercial.

Compartir: