Los tres colombianos heridos en el Sinaí están fuera de peligro

BOGOTA, 14 de Septiembre_ RAM_.. Luego del ataque en el que fueron heridos tres soldados colombianos en el Sinaí, en Egipto, el presidente Juan Manuel Santos confirmó que los hombres se encuentran fuera de peligro.

«Infortunadamente en Egipto, en el Sinaí, se presentó un ataque de unos manifestantes egipcios y resultaron heridos tres miembros de nuestro Ejército», dijo el Jefe de Estado y agregó: «afortunadamente no fue grave y ya todos están fuera de peligro. Hacemos votos para su pronta recuperación».

Por su parte, el Ejército manifestó que los soldados sólo tienen lesiones leves.

Los uniformados, quienes ya fueron atendidos por personal médico y no revisten gravedad, son el sargento segundo Luis Alejandro León Alfonso y el soldado Juan Carlos Macareo Carreño, pertenecientes al relevo No.97, señala un comunicado oficial del Ejército.

“Las heridas que recibieron los dos uniformados fueron ocasionadas por piedras que lanzaron los manifestantes, contra la base denominada Campo Norte, del complejo militar de la Fuerza Multinacional de Observadores de Paz“, dice el comunicado.

Durante los próximos días los soldados se reincorporarán a sus funciones.

Los uniformados resultaron heridos durante una protesta contra el cuartel general de este contingente por el vídeo sobre el profeta Mahoma, dijo un portavoz oficial.

Los participantes en la protesta irrumpieron en la base militar de la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores de la ONU, en la zona de Al Gorah, cerca del Mediterráneo, donde se registró un tiroteo, según la fuente.

Al lugar han llegado efectivos de seguridad egipcios que intentan sacar de la base a los manifestantes que protestan en repulsa por un vídeo del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes y supuestamente producido en EEUU.

El batallón de la Fuerza de la ONU está compuesto por 35 soldados uruguayos, 300 colombianos y 80 estadounidenses.

La península del Sinaí fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días (1967) y devuelta a Egipto en virtud de los Acuerdos de Camp David (1978), impulsados por Estados Unidos.

A partir de esos acuerdos se convino el envío de fuerzas internacionales de paz para vigilar la zona, en las que participan varios países.

Compartir: