Tras pegarle a concejal, Alcalde de Bucaramanga fue incapacitado por dos días

las instalaciones de la Clínica Foscal de Floridablanca (Santander) llegó el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, después de sufrir una descompensación en medio de una discusión que terminó en golpes contra el concejal John Claro.

Tras ser atendido por los médicos del centro asistencial, el dictamen arrojó que el mandatario sufrió un episodio de estrés y por tanto tendrá que mantenerse bajo reposo durante dos días. 

Virgio Galvis, director de la Foscal, manifestó que al Alcalde se le practicaron varios exámenes para descartar que hubiera sufrido un infarto tras la exaltación generada por una discusión en su despacho.

“Al Alcalde se le hicieron los exámenes para ver que no tuviera infarto, se le hizo el chequeo y después de eso se le dio la salida para que se fuera a su casa a descansar. El episodio fue de estrés y tiene que ver con el temperamento primario del Alcalde, los médicos le dijeron que aunque no tenía nada, era mejor que se fuera a descansar por 48 horas”, aseguró el galeno.

El mandatario municipal estuvo en las instalaciones de la clínica Foscal por más de dos horas mientras recibió atención médica y se ordenó su salida.

“El doctor Alberto Franco, que fue la persona que lo atendió, le sugirió irse a descansar. Fue una situación que se presentó por el temperamento del Acalde, el cual se elevó un poco más en medio de la discusión pero ya está en su casa en reposo”, indicó Galvis.

Sobre la discusión, los insultos y los golpes, el Concejo de Bucaramanga exigió a las autoridades competentes investigar al mandatario por haber agredido a un funcionario público en medio de la discusión que se llevó a cabo en su despacho.

Compartir: