Asesor de Peñalosa se reunió con Volvo

Transmilenio adjudicó el contrato de cambio de flota de las fases I y II, en una audiencia pública donde se encontraban todos los oferentes que participaron en esta licitación.

Después de esto, el concejal Juan Carlos Flórez cuestionó que una empresa como Volvo, que fabrica articulados y biarticulados a diésel Euro V, se hubiera quedado con más del 50% de los buses que entrarán circular.

“La administración de Enrique Penalosa acaba de adjudicar la compra de 1143 nuevos buses para Transmilenio. 682 buses, 59,7%, fueron para Volvo diésel Euro V. 461 buses, 40.3%, fueron para Skania, gas, euro VI. Eléctricos 0. Una tecnología obsoleta diésel se perpetuará en Bogotá”, afirmó el concejal en su cuenta de Twitter.

Tras la adjudicación existen dudas sobre esta licitación, sobre todo por la implementación de buses con tecnología que ya es obsoleta en Europa occidental. 

Esta semana se conoció que Óscar Edmundo Díaz, asesor de Enrique Peñalosa, sostuvo varias reuniones con representantes de Volvo, durante la fase de concurso para la polémica licitación.

El hecho ocurrió a pesar de que Transmilenio y su gerencia eran los únicos en la administración que debían hacer seguimientos y reuniones con los diferentes participantes o concursantes.

Díaz, un asesor especialista en asuntos de movilidad, fue contratado por la Alcaldía de Bogotá y se reunió doce veces con la empresa automotriz sueca. 

Las visitas quedaron registradas en informes que el contratista proporcionaba a la Secretaria General de Bogotá. Una de las funciones primarias de Díaz era estudiar la financiación del SITP con los diferentes consorcios, pero también mantuvo reuniones solo con dos proponentes: Skania y Volvo.

Por ejemplo, en una reunión del 6 de octubre de 2017 ya se hablaba de la ‘Estructuración para remplazar la flota’, y también se tocó el tema de las sillas laterales de los buses que entrarían por la adjudicación.  

Ante la situación, el concejal Manuel Sarmiento dijo que “los órganos de control deben investigar por qué este señor se reunía a solas con Volvo, mientras participaba de reuniones de Transmilenio sobre el proceso de licitación”.

“Además de que Peñalosa le ha entregado a Edmundo en tres contratos más de mil millones de pesos, se encuentra involucrado en el caso de la ‘puerta giratoria’, ya que antes de ser asesor del alcalde tenía una relación muy cercana con Recaudo Bogotá (empresa que se encuentra en reorganización con la Supersociedades y se encarga de recolectar los dineros de Transmilenio y buses zonales)”, agregó Sarmiento.

Cabe destacar que nos pusimos en contacto con la Alcaldía de Bogotá sobre este caso, pero no se recibió respuesta por parte de la administración. De igual manera, contactamos a Transmilenio, que afirmó que no se podía pronunciar sobre el trabajo de Oscar Edmundo Díaz en la licitación, ya que este sujeto no fue contratado por esta empresa.

Compartir: