Bogotá promueve la economía de la noche

BOGOTA, 22 de noviembre_ RAM_ Bogotá fue elegida como la primera ciudad latinoamericana en la que se realizará la Convención Internacional Ciudades Nocturnas, organizada por la Alcaldía de Bogotá, la Cámara de Comercio de Bogotá y Sound Diplomacy. Este encuentro, que se realiza hoy, es un espacio de discusión en el que expertos nacionales e internacionales conversarán acerca de cómo Bogotá puede dinamizar su economía de la noche.

Y es que la vida nocturna es una gran oportunidad de crecimiento económico para Bogotá, para sectores como la educación, la salud, el comercio, y actividades como logística, e industrias culturales y creativas, entre otras.

Mónica de Greiff, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, dijo que “una ciudad que tiene actividad las 24 horas impulsa la economía, dado que genera empleo con la ampliación de horarios y nuevos modelos de negocio. Sin embargo, su puesta en marcha también implica retos en aspectos que impactan el entorno de negocios como la seguridad, movilidad, ordenamiento territorial y logística en los que hay que trabajar. Para la Cámara resulta de la mayor importancia espacios como la Convención Internacional de Ciudades Nocturnas, para aprender de las mejores prácticas y analizar lo que Bogotá requiere para continuar impulsando la economía de la noche”.

La Cámara de Comercio de Bogotá y la Administración Distrital, en particular las Secretarías de Desarrollo Económico y de Cultura, Recreación y Deporte, y el Instituto Distrital para las Artes (Idartes), trabajan conjuntamente para generar políticas públicas que faciliten el mejoramiento de estas condiciones y permitan pensar en Bogotá como una ciudad que más competitividad al apostarle a la economía de la noche.

El Concejo de Bogotá, aprobó el pasado mes de mayo el Acuerdo 706 de 2018 por el cual “se fomenta el desarrollo socioeconómico a través de la estrategia Bogotá productiva las 24 horas en el Distrito Capital”. Esta estrategia se implementará en algunas zonas de la ciudad, con el fin de potenciar la productividad de los sectores que confluyen en la noche. Actualmente, la Secretaría de Desarrollo Económico realiza un estudio de caracterización e identificación de necesidades de la economía de la noche para luego implementar acciones concretas en áreas estratégicas.

Logística y cultura, dos sectores con gran potencial

La logística se considera fundamental para ejecutar la Estrategia de Especialización Inteligente de Bogotá y Cundinamarca, la agenda de desarrollo productivo más ambiciosa del país y de Latinoamérica. En este sentido, la ciudad cuenta con fortalezas: alrededor del 35% del total de empresas relacionadas con el transporte y la logística en Colombia se concentra en Bogotá y en Cundinamarca, hay más de 10.500 unidades productivas de este sector registradas ante la CCB que generan casi 149.000 empleos directos y tienen ventas superiores a los $14 billones anuales.

Sin embargo, existen desafíos para lograr que la logística sea inteligente, sostenible y colaborativa y esté basada en tecnología e innovación; atender los retos de última milla relacionados con temas de logística urbana y abastecimiento, y competir en comercio internacional. Para cerrar estas brechas, la Cámara de Comercio de Bogotá junto con actores públicos, privados y academia lanzó esta semana la Iniciativa de Cluster de Logística que se suma a los esfuerzos de la Alianza Logística Regional de Bogotá-Cundinamarca, también establecida entre diversos actores.

En transporte de carga, por ejemplo, la Cámara, las Secretarías de Movilidad y Desarrollo Económico, la Gobernación de Cundinamarca e Invest in Bogotá realizaron entre 2016 y 2017 un proyecto piloto que permitió a 17 empresas de la ciudad realizar ejercicios de cargue y descargue entre las 10 p.m. y las 6 a.m. Este piloto, que duró cinco meses, permitió evidenciar que el tiempo de los trayectos disminuyó en un 50% al pasar de 84,4 minutos en el día a 42,03 minutos en la noche. Igualmente, la velocidad promedio se incrementó de 8 a 17,19 Kms/hora, mientras que los puntos de congestión pasaron de 27 en el día a 15 en la noche. También se identificó que a través del cargue y descargue nocturno disminuyeron las emisiones de gases en la ciudad. Adicionalmente, las empresas manifestaron lograr ahorros del 30% en el área logística al realizar sus actividades de cargue y descargue en la noche. Estos resultados demuestran la importancia de continuar trabajando en estas iniciativas, que permitirán mejorar la competitividad de la ciudad y avanzar hacia una Bogotá que esté activa las 24 horas.

Otra de las industrias que más dinamiza la economía de la noche es la cultural y, especialmente, la de la música. En este sentido, el sector público en cabeza de la Alcaldía y el sector privado, liderado por la Cámara de Comercio de Bogotá a través de la Iniciativa Cluster de Música y en alianza con Asobares, han desarrollado proyectos como Área en Vivo. Este busca consolidar un ecosistema de la música en la ciudad con espacios de música en vivo durante la noche como escenario principal y generar condiciones propicias para que bogotanos, visitantes, artistas, trabajadores y turistas puedan asistir a espacios de música en vivo con seguridad y tranquilidad.

Por otra parte, las iniciativas también deberán contemplar la adecuación de espacios recreativos y culturales que satisfagan la demanda nocturna, así como la de servicios comunitarios entre los que se incluyen bibliotecas, notarías y comisarías de familia. De igual forma, el horario nocturno se podría aprovechar para adelantar tareas de mantenimiento de la ciudad, como arreglo de andenes y parques, limpieza de calles e instalación de luminaria.

Adicionalmente, la economía de la noche requiere que la ciudad cuente con un transporte público integral que satisfaga las necesidades tanto de los trabajadores que tienen turnos en la noche como la de los ciudadanos que quieren aprovechar la oferta de servicios en esos horarios.

Las cifras de la Encuesta de Percepción y Victimización realizada por la CCB revelan que una proporción importante de los ciudadanos perciben a Bogotá como una ciudad insegura; en consecuencia, las medidas diseñadas para promover la economía nocturna deben estar acompañadas de todos los esfuerzos públicos y privados para garantizar entornos seguros que faciliten y promuevan la apropiación de los ciudadanos.

 

Compartir: