Caso de periodista Jineth Bedoya, declarado crimen de lesa humanidad

La Fiscalía General de Colombia declaró como caso de lesa humanidad el ataque que hace 12 años sufrió la periodista Jineth Bedoya quien fue secuestrada y violada cuando realizaba una investigación sobre los grupos paramilitares de ultraderecha, informaron hoy fuentes judiciales.

El órgano investigador de la Justicia colombiana tomó esa decisión el lunes pasado, con el objetivo de impedir que la investigación prescriba por el paso del tiempo.

El ataque fue sufrido el 25 de mayo de 2000 por la periodista Jineth Bedoya, quien entonces trabajaba en el diario bogotano «El Espectador» y había publicado varios reportajes sobre las bandas paramilitares.

Bedoya acordó una cita con varios paramilitares para entrevistarlos en una cárcel de Bogotá, pero cuando esperaba autorización para ingresar fue secuestrada por hombres que la llevaron en un vehículo hacia la ciudad de Villavicencio, donde fue violada y abandonada horas después.

Según la Fiscalía, el caso tenía que ser declarado imprescriptible porque se llegó a la conclusión de que «los ataques a los periodistas fueron recurrentes como método de guerra con el fin de acallar la voz de quienes se atrevieron a exponer ante la opinión pública los desafueros y violaciones del paramilitarismo».

Un fiscal dictó orden de detención por este caso en contra de Mario Jaimes (alias «El Panadero»), Alejandro Cárdenas («JJ») y Jesús Pereira («Huevo»), quienes aspiran a recibir beneficios judiciales en el marco del proceso de desmovilización de los grupos paramilitares, entre 2003 y 2006.

Cárdenas aceptó su responsabilidad en el secuestro de Bedoya, aunque no aceptó los cargos por los delitos de tortura en persona protegida y acceso carnal violento.

El sujeto dijo que el ataque contra Bedoya fue ordenado por las publicaciones que la actual subeditora de información judicial del diario «El Tiempo» de Bogotá hizo en esa época sobre delitos cometidos por paramilitares que estaban presos.

Compartir: