Santos da plazo a FARC para lograr avance en diálogo de paz

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, estableció hoy junio de 2013 como límite para lograr avances en las negociaciones de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Para esa fecha, el gobierno espera haber avanzado de forma concreta en al menos uno de los cinco puntos planteados en el acuerdo con el grupo armado o de lo contrario descartará seguir en el proceso, indicó el mandatario.

Este plazo planteado por el gobierno fue apoyado por todos los sectores con los que el presidente y su gabinete de ministros expusieron los objetivos del acuerdo firmado entre ambas partes.

El presidente reiteró que es importante ver los resultados de las negociaciones en forma rápida y evaluar cada cierto tiempo los avances para determinar si se continúa o no con el proceso por lo que es importante que ambas partes tengan la voluntad de dar pasos hacia adelante con determinación.

«Si ellos tienen la misma determinación que dicen tener, y se asemeja a la que nosotros tenemos, estas negociaciones se pueden dar en un término más rápido de lo que la gente se imagina. Cuando hay voluntad, real voluntad, para encontrar un camino común, el proceso se facilita enormemente», dijo.

De igual forma, el mandatario no descartó la posibilidad de que en el Marco para la Paz, surja una Ley para que el narcotráfico sea un delito conexo con los delitos políticos, lo cual permitiría vocería para todos los guerrilleros acusados de narcotráfico.

Las negociaciones entre el gobierno de Colombia y las FARC iniciarán con la instalación de la mesa de negociaciones en Oslo, Noruega, el próximo 8 de octubre y para final de octubre, las conversaciones continuarán en La Habana, Cuba.

Los cinco puntos de negociación son 1) desarrollo rural y mayor acceso a la tierra, 2) garantías del ejercicio de oposición política y participación ciudadana, 3) fin del conflicto armado, que implica la reinserción a la vida civil de guerrilleros, 4) búsqueda de solución al problema del narcotráfico y 5) derechos de las víctimas.

Compartir: