Aplazan estudio de fallo de pérdida de investidura contra Guillermo Asprilla

BOGOTA, 12 de Septiembre_ RAM_..La Sala Plena del Tribunal Administrativo de Cundinamarca aplazó el estudio del fallo de la demanda de pérdida de investidura en contra del Secretario der Gobierno, Guillermo Asprilla.

Dos de los magistrados le pidieron a la Sala Plena rotación del proceso para analizar y estudiar a fondo las pruebas presentadas en esta demanda, así como los alegatos presentados por los sujetos procesales hace dos semanas.  (Ver Se inicia el estudio de la pérdida de investidura de Guillermo Asprilla)

El pasado 28 de agosto, la Procuraduría General de la Nación solicitó que se avale la solicitud de pérdida de investidura en contra del secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla por violar el régimen de incompatibilidades cuando se desempeñó como concejal distrital.

En su intervención que duró 10 minutos, el representante del Ministerio Público manifestó que existen pruebas suficientes que permiten inferir que Asprilla no renunció al poder que tenía como abogado de un grupo de familias que habían demandando a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) por la explosión del relleno sanitario de Doña Juana en 1999.

«Nunca se desvinculó ni del contrato que tiene con el apoderante en el proceso», aclaró el delegado de la Procuraduría al indicar que «en este caso si bien es cierto que otorgó una escritura de un poder general solo se arrimó al expediente el primero de junio de este año lo cual procesalmente y para efectos del proceso y para el Consejo de Estado Asprilla seguía siendo apoderado de los demandantes», precisó.

En su argumentación indicó además que pese a que el funcionario de la Alcaldía de Bogotá entregó un poder para que otro jurista representara a las familias en ningún momento el Consejo de Estado lo validó, hecho por el cual Asprilla seguía apareciendo como apoderado de las familias cuando fungía como cabildante distrital.

“Asprilla incurrió en la causal del Art. 29 numeral 2 del Decreto 142193 y por lo tanto debe prosperar las pretensiones de la demanda», precisó el representante de la Procuraduría General al final de su intervención ante la magistrada Diana Puentes.

Por estos mismos hechos Asprilla enfrenta un proceso disciplinario en la Procuraduría Distrital.

La defensa de Asprilla

En su intervención que duró siete minutos, el secretario de Gobierno de Bogotá aseguró que presentó una sustitución del poder en el año 2007 cuando se presentó como candidato al Concejo de Bogotá.

Mismo documento fue presentado en el año 2009 y en el año 2010 cuando se presentó como candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá, por lo que manifestó que no fue hasta marzo de este año que se enteró de que seguía figurando como apoderado de las familias de la localidad de Usme que habían sufrido daños por la explosión del relleno sanitario.

«Siempre conté con el convencimiento de que con dicho poder me había alejado de ese proceso», precisó Asprilla al indicar que todo esto se trata de una persecución política por parte de un sector político de la capital de la República.

Asprilla aclaró que para ese mismo año «se conoció el diagnóstico de cáncer de su esposa y su posterior fallecimiento el 10 de noviembre del año 2010 (…) Yo tomé la decisión debida de abandonar toda actividad política, profesional, docente y me dediqué únicamente y exclusivamente durante los meses que van desde febrero y hasta noviembre del 2010 al cuidado de mi esposa» manifestó Asprilla.

El secretario de Gobierno, quien ha fungido en repetidas oportunidades como alcalde encargado de Bogotá, reiteró en dos oportunidades que después del fallecimiento de su esposa entregó dicho poder a una abogada y acto seguido viajó a España con el fin de hacer una maestria.

«Estuve ausente del país hasta el 17 de junio de 2010, posteriormente me posesioné como concejal y luego como director de la UAESP siempre actúe bajo el convencimiento invensible de que yo me había separado de ese proceso y de que ya no era apoderado por había cumplido los actos positivos para ello» agregó Asprilla.

Mientras tanto, su abogado aseguró que no se puede procesar a un hombre «que actuó de buena fe» puesto que después de entregar el poder no siguió actuando como apoderado de dichas familias y se alejó de todo ese proceso judicial.

El demandante no pudo presentar su demanda

Durante la diligencia se presentó un fuerte llamado de atención al represente del asistente del concejal Jorge Durán Silva quien no pudo presentar su argumentación en la demanda contra Asprilla puesto que la magistrada consideró que había llegado tarde a la audiencia.

«Cuando concedí el uso de la palabra usted no se encontraba en la sala por lo que considero que a usted ya le precluyó el derecho de participar», precisó la magistrada, cuya posición fue apoyada por el representante de la Procuraduría General.

Al final, después de muchas discusiones, la magistrada consideró que el demandante tenía que presentar su memorial al despacho sin embargo haciendo la advertencia de que había llegado tarde a la diligencia judicial.

El proceso contra Asprilla

La investigación disciplinaria se desprende la denuncia hecha por El Espectador (vea: Secretario de Gobierno es demandante contra el Distrito) en la que se indicaba que hace 15 años Guillermo Asprilla presentó a nombre de 10 familias que habitaban cerca del relleno Doña Juana una demanda en contra del Distrito por un desastre ambiental.

Por este hecho, el 24 de mayo de 2007, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca condenó a la Nación con el pago de 1.600 millones de pesos de indemnización de los ciudadanos que sufrieron las consecuencias del desastre del relleno sanitario ubicado sur oriente de Bogotá.

Según el Ministerio Público, Asprilla a principios del 2011 también ocupó, estando inhabilitado, el escaño en el Concejo de Bogotá que dejó Roberto Sáenz, cuando todavía era el representante de las familias que demandaron al Distrito.

Sin embargo, y pese a que tenía intereses profesionales en este caso (vea: Piden investigar conducta Guillermo Asprilla) se posesionó como director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) a inicios de este año durante el inicio del la administración de Gustavo Petro.

Ante esto, indica el Ministerio Público, Asprilla Coronado tenía que haberse declarado impedido para asumir este cargo, algo que no hizo, y estuvo en el cargo por más de tres meses, después de fuera nombrado como Secretario de Gobierno de Bogotá después de la renuncia de Antonio Navarro Wolf.

El organismo indica que el funcionario pudiendo hacerlo, tampoco utilizó, antes de tomar posesión del cargo de Concejal de Bogotá, el mecanismo directo de renunciar al poder ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

«Para la época de los hechos el señor Asprilla Coronado fungía como apoderado dentro de una Acción de Grupo que se adelanta en contra del Distrito Capital, según constancia expedida por el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo en la Sección Tercera», aclara la decisión.

Según la Procuraduría, el tribunal de lo contencioso administrativo certificó que Asprilla Coronado figura como apoderado de Leonardo Buitrago Quintero y otro grupo de personas,»actuando así en favor de los intereses de los demandantes sin que se le haya revocado en ninguna ocasión el poder otorgado, por lo que posiblemente incurrió en falta disciplinaria».

El proceso será verbal y abreviado, y podría tardar entre tres y cuatro meses. Si el resultado es adverso para Asprilla, la Procuraduría podría incluso destituirlo e inhabilitarlo para ejercer cargos públicos.

El artículo 29 del Decreto 1421 de 1993, o Estatuto de Bogotá, prohíbe a los concejales “ser apoderados o defensores en los procesos en los que sean parte el Distrito, sus entidades descentralizadas o cualquier otras personas jurídicas en las que aquél o éstas tengan participación”.

Igualmente el procurador General, Alejandro Ordóñez deberá indagar los hechos y si es del caso investigar disciplinariamente al mandatario distrital Gustavo Petro. “El Despacho encuentra procedente solicitar al señor Procurador General de la Nación, para los fines pertinentes, iniciar acción disciplinaria contra el señor Alcalde Mayor de Bogotá”, precisa la decisión del Ministerio Público.

¿Quién es Guillermo Asprilla?

Asprilla tiene 52 años, es abogado y docente de Teoría del Estado en la Universidad Nacional. Durante su desempeño como director de Uaesp lidió con todos los líos del negocio de las basuras.

Guillermo Asprilla es el hombre fuerte del alcalde Gustavo Petro. Su amigo desde hace más de 20 años, con quien militó, una vez retirados de la guerrilla, en la Alianza Democrática M-19, y ayudó a cofundar el Polo Democrático.

El año pasado Asprilla se devolvió de Europa, en donde cursaba una maestría, para venir a integrar el equipo que lideró la campaña de Petro.

Asprilla y Petro lucharon juntos dentro del Comité Ejecutivo Nacional de la AD M-19.Combatieron por la Constituyente del 91 y luego al interior del Polo Democrático, partido que abandonaron casi al tiempo.

Dicen que Petro le tiene un agradecimiento histórico a Asprilla y por eso lo deja actuar prácticamente como su alcalde delegado.

Compartir: