Piedad Córdoba, ¿mediadora o mensajera?

Por: Catalina Bocanegra L

@cataboc

El último comentario realizado por Piedad Córdoba en Cuba, en el cual indica que no descarta lanzarse a la Presidencia de Colombia (cosa q no puede hacer, pues esta inhabilitada para ocupar cargos públicos) muestra claramente que no se ha alejado y no se va a alejar de la política colombiana por un buen rato.

Y ya que no es senadora, ¿cuál es el único camino que tiene para seguir latente en la opinión pública? Si, su «mediación» por los secuestrados.

En un país como el nuestro, en el cual los colombianos más de una vez hemos sido engañados por las falsas promesas de paz por parte de las FARC, es necesario que la persona que medie entre las partes sea imparcial pues necesitamos que esa persona luche por intereses nacionales como el que haya justicia, verdad y reparación y no que esté a favor de uno u otro bando que lleve a que cualquiera de estos tres intereses se vean afectados.

Bajo este panorama, Piedad Córdoba, claramente, no es esa persona.

Recordemos brevemente varios episodios del porqué Piedad no es imparcial: por un lado elogia a alias Tirofijo, Raúl Reyes pero nunca lo ha hecho con nuestros generales y soldados; nunca ha condenado los actos terroristas de las FARC y al contrario los escusa (tal y como ocurrió con el asesinato de los policías que iban a ser rescatados); le da el status de beligerancia a este grupo cuando nadie más en el país y en el mundo (excepto obviamente Venezuela y sus secuaces) lo ha hecho y de ahí otra cosa en común, la ideología bolivariana.

Así pues, el papel que cumple la exsenadora, más que de mediadora se puede decir que es de mensajera, pues no sé si es coincidencia (la justicia lo dirá), pero el discurso de ella y el de las FARC es exactamente el mismo cuando se trata de hablar de paz y de secuestrados.

Tristemente todavía son muchos los colombianos que sufren de ese flagelo y más triste aún es que una persona saque provecho político y mediático de ese dolor para beneficio propio.

A las familias les toca aguantarse que las utilicen y las pongan a gritar por un acuerdo humanitario cada vez que los medios van en vivo en esos actos de liberación, por que no se puede negar que a través de Córdoba y su grupo de Colombianos y Colombianas por la Paz, es la forma más segura que tienen los secuestrados para regresar a sus casas, esto debido a que como ya hemos visto las FARC no saben de humanidad y prefiere ver a los secuestrados muertos antes que rescatados.

Si realmente estas liberaciones fueran con tintes humanistas, Piedad y Colombianos y Colombianas por la Paz que tienen el poder para comunicarse con las FARC y pueden llegar a los campamentos sin el apoyo de nadie y sin desmilitarizaciones de zonas ni nada, podrían arreglar para que en uno de esos encuentros les entregaran TODOS los secuestrados y llevar a cabo las liberaciones sin shows.

Eso sí sería humanitario.

** Catalina Bocanegra L

Comunicadora Social-Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Asesora en Comunicaciones de la Agencia Colombiana para la Reintegración del 2008 al 2010. Experiencia con trabajo comunitario y con poblaciones vulnerables.

Compartir: