Corzo radicará proyecto para rebajar a la mitad penas a presos del país

BOGOTA, 12 de Septiembre_ RAM_..El expresidente del Senado, Juan Manuel Corzo Román, revivirá una polémica iniciativa encaminada a rebajar a la mitad las penas de los presos del país.

El senador explicó que su iniciativa es uno de los instrumentos que debe servir para acabar el hacinamiento y “desde luego que hay que volverla a presentar”. Dicha iniciativa se había hundido en 2010. Así las cosas, con el 50% de la pena, los condenados podrían salir de prisión.

En ese sentido, Corzo defendió el proyecto porque “estamos en un problema difícil y son seres humanos pese a que se hayan equivocado, o que el Estado no les haya dado la educación, o que el Estado no los haya formado”.

Además, indicó que “la Iglesia Católica viene haciendo un tema misional muy bonito y ellos saben quiénes se han resocializado no por las condiciones de las cárceles sino porque la misma Iglesia ha hecho el trabajo. Se sabe que hay quienes pueden estar en la sociedad con sus familias que en las mismas cárceles donde están siendo parte del crimen y no se termina de resocializar”.

El martes ante la comisión primera del Senado, el Gobierno Nacional dejó claro que no ha contemplado la posibilidad de establecer medidas como el indulto para superar el hacinamiento carcelario en los centros penales del país.

Ante la petición que en ese sentido hizo el senador Roberto Gerlein, la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, dijo que esa medida “habría que analizarla de manera detenida pues deben mirarse cuáles podrían ser sus consecuencias y cuáles son sus alcances”.

Actualmente, dicha facultad sólo se puede dar para los delitos con relación a los delitos políticos

“Ir más allá (de dichos delitos) sería producto de un análisis muy serio en relación con el tema, y no puede ser producto de la situación coyuntural de hacinamiento que estamos viviendo”, aseguró la ministra.

“El Gobierno no ha pensado rebajas de penas, no se ha analizado y habría que mirar el tema con detenimiento”, insistió.

Para el Gobierno las decisiones “no pueden ser mediáticos y necesitamos que el estudio sea serio, coherente y obedezca a una política criminal”.

Compartir: