La ONU es optimista ante el proceso de paz en Colombia pero alerta que será difícil

Bogotá, 12 sep (EFE).- La ONU expresó hoy su optimismo ante el proceso de paz abierto en Colombia, pero advirtió de que el camino «no va a ser fácil» porque tanto el Gobierno como las FARC deberán cambiar sus posiciones para alcanzar el éxito.

Así lo reconoció en Bogotá el representante de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, durante un encuentro con la Asociación de Prensa Internacional de Colombia (APIC), que inauguró hoy con este alto funcionario una serie de encuentros informativos con personalidades.

«Yo creo que hay razones para ser optimistas, pero este proceso no va a ser fácil», afirmó Howland, al vaticinar que «va a tener avances y retrocesos» porque las partes «tienen que cambiar un poco su posición para tener éxito».

El representante de la ONU consideró que las garantías para que sean exitosos los diálogos de paz, que se abrirán formalmente el 8 de octubre en Oslo y después proseguirán en La Habana, es que tocarán «temas importantes».

Según Howland, a diferencia de los procesos de paz anteriores con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), éste es «realista» y además otorga un peso importante a los derechos humanos en materia de víctimas, garantías políticas de la oposición y desarme de la guerrilla, algunos de los puntos de la agenda.

Éste será el tercer diálogo entre el Estado colombiano y las FARC en los últimos 30 años: el primero se celebró durante el Gobierno de Belisario Betancour (1982-1986) y el segundo por el expresidente Andrés Pastrana (1998-2002), y ambos fracasaron.

Howland dejó claro que en ningún caso deben negociarse amnistías ni indultos y por ello consideró necesario que el eje del diálogo gire en torno a las víctimas que han dejado los casi 50 años de conflicto armado en Colombia.

«La postura de Naciones Unidas ya está muy clara, dentro del marco legal internacional no se puede tener una amnistía ni un indulto», afirmó.

«Pero tampoco está bien claro cómo y hasta qué nivel tienen que aplicar la justicia penal», agregó al detallar que «se pueden utilizar varios mecanismos de justicia transicional» para lograr el objetivo de «una paz verdadera y duradera».

La ONU entiende, según Howland, que de ser exitoso el diálogo con las FARC, se producirá «una transformación profunda» de la sociedad y por ello hizo énfasis en que «no debe haber una amnistía por cualquier delito».

«Debe haber mecanismos para esclarecer qué pasó y también para reparar a las víctimas de forma personal o colectiva», insistió.

Sugirió que para que el resultado llegue a buen término se deben tomar en cuenta las experiencias internacionales exitosas, y citó el caso de El Salvador.

También hizo referencia a «la justicia tradicional indígena» de los pueblos nativos colombianos, ya que -explicó- ha demostrado ser capaz de «integrar a gente dentro de su sociedad» después de haber cometido delitos.

Otro asunto clave en el proceso, según el representante de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, es esclarecer la verdad sobre los secuestrados y desaparecidos.

«Las familias están sufriendo no solamente de manera moral sino también de manera legal, y hasta que ellos sepan dónde están sus seres queridos hay una violación», afirmó.

En este sentido, insistió en que «es importante para el Estado y la mesa de negociación crear mecanismos» que permitan recuperar los restos de los desaparecidos y «facilitar ese conocimiento lo más rápido posible».

El martes, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, indicó que este proceso de paz podría darse «en un término más rápido de lo que la gente se imagina».

La emisora Caracol Radio informó hoy, de fuentes oficiales no identificadas, que el Ejecutivo dará de plazo a la guerrilla hasta junio de 2013 para lograr avances y concretar al menos uno de los cinco puntos de la agenda.

En la agenda están agrupados cinco grandes temas: tierras, garantías de participación política, narcotráfico, fin del conflicto y víctimas.

El representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, habla este 12 de septiembre, durante una rueda de prensa en Bogotá (Colombia. EFE

Compartir: