Caso Colmenares camino a la impunidad

BOGOTA, 12 de Septiembre_ RAM_..El Tribunal de Bogotá negó las pruebas técnicas presentadas por la Fiscalía para demostrar que la muerte de Luís Andrés Colmenares no fue accidental.

La Fiscalía presentó tres pruebas científicas y extemporáneas, las cuales fueron desestimadas por el magistrado José Joaquín Urbano, bajo el argumento de que fueron entregadas extemporáneamente.

Una de las pruebas era un informe de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) que determinaba el caudal del caño y la posibilidad de arrastrar un cuerpo; otro era un estudio de la Universidad Nacional sobre la supuesta caída de Luís Andrés Colmenares; y el último, se trataba de unos análisis médicos sobre las heridas del estudiante de los Andes.

Con esta decisión se ratificó la tesis del juez 11 en el caso contra Laura Moreno y Jessy Quintero.

“No hay evidencias que justifiquen el descubrimiento oportuno de tres evidencias técnico científicas de la Fiscalía”. Eran conocidas y claramente presentables en su debido momento”, indicó el magistrado.

Ahora el Ente acusador deberá sustentar su tesis del homicidio con las declaraciones de los tres testigos presenciales del hecho: Wílmer Ayola, Jonathan Martínez y Jesús Alberto Martínez Durán.

Según la decisión judicial, el ente investigador no justificó porque pese a que ya conocía de la existencia de dichas pruebas no fueron presentadas en el escrito de acusación contra las dos jóvenes estudiantes de la Universidad de los Andes.

«No hay evidencias que justifiquen el descubrimiento oportuno de tres evidencias técnico científicas de la Fiscalía. Eran conocidas y claramente presentables en su debido momento», precisó el magistrado José Joaquín Urbano en su corta intervención.

El togado consideró que dichas pruebas no pueden catalogarse como “sobrevinientes” puesto que como lo manifestó la fiscal cuarta delegada ante la Corte, Martha Lucia Zamora, quien manifestó que desde marzo de 2011 la entonces defensa de la familia Colmenares Escobar había hecho varias solicitudes para la realización de varias pruebas, sin embargo la Fiscalía se hizo caso omiso a dichas peticiones.

“No es cierto que los defensores se hayan mostrado de acuerdo con el tardío descubrimiento probatorio de la Fiscalía (…) Uno de ellos evidenció las cargas sobrevinientes en caso de prosperar esa solicitud de la Fiscalía, no es cierto que se esté frente a una pretensión aclamada por todas las partes intervinientes y que esa sea una razón adicional para disponer el descubrimiento probatorio de estas pruebas”, precisó.

En su intervención del pasado lunes, la fiscal Zamora anunció la presentación de pruebas documentales, técnicas, científicas y físicas que fueron practicadas en las últimas semanas por un grupo de expertos de diferentes universidades del país y en distintas materias en el lugar donde fue hallado el cupo de Colmenares Escobar.

En dichos estudios además se realizaron una serie de estudios «a mayor profundidad de las heridas que presentaba el cuerpo de Colmenares» con el fin de presentar unas conclusiones en este hecho y ampliar los dictámenes hechos por expertos forenses y de Medicina Legal.

Igualmente se adelantó una inspección judicial que contó con la intervención de peritos, físicos, fotógrafos en el lugar de los hechos: «sitio de caída de Luis Andrés, distancia del lugar diámetro del caño, el espejo de agua permanente, la posible presencia de un elemento cortocontundente en el caño para producir una herida, y la posibilidad de que dicho caño haya arrastrado un cuerpo de 77 kilogramos unos 125 metros», precisó Zamora.

«Es menester saber cuánto llovió la noche del 30 y 31 de octubre (de 2011), Cómo afectó el caño del parque el Virrey y eso es de una trascendental importancia», precisó Zamora sobre el último informe del Ideam y un grupo de expertos hidrológicos.

Agregó además que pese a que existía un necropsia y una exhumación del cuerpo del joven de 20 años esto «no es suficiente» puesto que se requiere saber cómo se produjeron lo golpes en la cara, si existía la presencia de un objeto extraño. «Eso requería una información más allá, era necesaria una prueba médica y científica.

En la última prueba que se refiere a un plano en tercera dimensión de la topografía del lugar donde ocurrieron los extraños hechos «permitirá una mejor apreciación y facilitará el ejercicio de visualización con el fin «de hacer un acercamiento a la realidad y recrear cómo fue la caída y el desplazamiento del cuerpo».

 

Compartir: