Chávez y Capriles chocan por supuesto paquete de ajustes

(Caracas, 10 de septiembre – DPA).– El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reiteró hoy que el país podría caer en una fase de desestabilización si el candidato opositor Henrique Capriles Radonski gana las elecciones del 7 de octubre e intenta aplicar el “paquete” de ajustes económicos que supuestamente tiene oculto, lo cual fue negado por su rival electoral.

Capriles rechazó tener “cartas ocultas” en torno a su plan de gobierno y la alianza opositora que lo apoya, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), también salió a desmentir la hipótesis descartando que sea necesario aplicar un ajuste macroeconómico, pues, según destacó, el país goza de una bonanza petrolera.

El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, denunció que el presidente desarrolla una «estrategia del miedo» en la campaña por su segunda reelección.

“Para meter miedo (Chávez) habla de una guerra civil y de una crisis terrible” en caso de que Capriles llegue a la presidencia, dijo Aveledo.

Chávez negó que su advertencia sobre una “guerra civil” sea una amenaza, a 27 días de las elecciones en las que buscará una segunda reelección.

“Decir que soy yo quien está amenazando a Venezuela de guerra civil es una manera de tratar de invertir la realidad y de tapar lo que ya no pueden tapar. Contrario a lo que señalan esos voceros de la extrema derecha, lo que estoy haciendo es para impedirle a Venezuela esa guerra civil, para impedirle a Venezuela que nos vayamos atrás, es para impedirle a Venezuela de nuevo un ‘Caracazo’ o 100 nuevos caracazos”, dijo.

En una conversación telefónica que interrumpió la tradicional rueda de prensa de los lunes de su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Chávez insistió en acusar a Capriles de tener un programa oculto que aplicaría si gana las elecciones, el cual eliminaría subsidios, privatizaría empresas del Estado y recortaría los programas sociales de su gobierno.

“Ese programa de la derecha, ese paquete oculto, si alguien tratara de aplicarlo, Venezuela se desestabilizaría. Si hasta yo mismo tratara de aplicarlo el país se desestabilizaría, pero ese es el programa de ellos, de la burguesía. El Paquetazo oculto es de verdad una bomba desestabilizadora, pero gracias a dios eso no va a ocurrir”, aseveró.

A su vez, Aveledo fustigó los llamados de alerta de Chávez y los vinculó con una “estrategia del miedo” del mandatario para desacreditar a la oposición y a su abanderado.

“Justamente para meter miedo se hizo lo de ayer quitándole a la gente de La Pastora (oeste de Caracas), que se había movilizado, el derecho a recibir a Capriles con la alegría que se tenía prevista, y se quería provocar una escena de violencia”, señaló a la emisora Unión Radio.

Capriles informó que había suspendido su recorrido por la zona de Caracas ante la amenaza de grupos armados que simpatizan con el gobierno, que habían ocupado la zona popular.

Aveledo señaló que días antes tenían la información de que grupos violentos se estaban organizando para sabotear el recorrido de Capriles. Afirmó que la estrategia del gobierno, cuando se acerca la fecha de los comicios nacionales, es demostrar que la oposición es un riesgo o un peligro para el país.

“Una a una se pueden desmontar las mentiras y un gobierno así de irresponsable no puede continuar. La elección es el modo venezolano pacífico y constitucional de cambiar un gobierno, y es el que vamos a utilizar”, puntualizó.

Aveledo aseguró que la oposición no tiene previsto un “paquetazo macroeconómico” por ser este innecesario debido a la actual bonanza petrolera que beneficia las cuentas del país, quinto productor mundial de crudo.

“(Con Chávez) lo que hemos tenido es un pésimo manejo fiscal, con desorden, con gastos caprichosos, con muchísima corrupción, con proyectos que se hacen, se facturan, se pagan y no se ejecutan, con importaciones alocadas, con expropiaciones y amenazas a los trabajadores”, señaló.

Chávez acusa a Capriles de tener preparado un plan de ajuste neoliberal y sostiene que su aplicación devolvería a Venezuela a febrero de 1989, cuando ocurrió el llamado Caracazo como reacción a los ajustes avalados por el Fondo Monetario Internacional.

“Al gobierno lo que le queda es meter miedo, la amenaza. El gobierno ha tratado de sembrar estos días que se van a eliminar programas, que le van a quitar cosas a los venezolanos. Aquí el único que ha destruido empleos es el gobierno y ante su fracaso apela al miedo y a la amenaza”, aseveró su rival electoral.

Compartir: