«Eln mató a mi padre», dijo comerciante ecuatoriano que se fugó tras dos años de secuestro

BOGOTA, 10 de Septiembre_ RAM_...  El ecuatoriano Orlando Sigifredo Ibarra Sarmiento, quien permaneció más de dos años secuestrado por el ELN, atribuyó hoy a miembros de esta guerrilla el reciente asesinato de su padre en Ipiales.

«Lo asesinaron el 31 de enero de 2012», afirmó Ibarra durante una conferencia con la prensa en Bogotá, adonde fue trasladado tras huir de los guerrilleros por la ayuda de un insurgente desertor.

Ibarra y el guerrillero pudieron apartarse el domingo por la mañana de un grupo de hombres del ELN que cambiaban de campamento en Samaniego, localidad montañosa de Nariño, departamento limítrofe con Ecuador, según lo narrado por el entonces cautivo.

Ambos fueron auxiliados por soldados de Infantería de Marina que se contactaron con ellos luego de que el guerrillero se comunicara por teléfono móvil con los militares, con quienes había concertado previamente la operación de fuga.

El extranjero dijo que se enteró de la muerte de su padre, el empresario Sigifredo Ibarra Enríquez, al día siguiente del crimen, por información de una radio de su país.

Ibarra Enríquez, de 63 años, fue tiroteado en Ipiales, localidad a la que había viajado desde la población ecuatoriana de Tulcán para actividades relacionadas con su empresa Transcomerinter, transportadora internacional de carga por carretera de la que él era propietario.

Las autoridades colombianas que asumieron la investigación no atribuyeron el crimen a ningún grupo armado o banda de delincuentes en particular.

El excautivo observó que la muerte de su padre se produjo después de pagar a los guerrilleros una suma de dinero.

«Luego de que pagó el rescate, siguieron pidiendo más dinero, o sea, una gente muy ambiciosa por el dinero, no por la lucha de los pobres, sino por el dinero», apuntó luego.

Ibarra Sarmiento, exdiputado y administrador de empresas de 39 años, fue hecho cautivo el 2 de agosto de 2010 en su oficina de Ipiales, donde era gerente de la sede colombiana de Transcomerinter.

«Tuve la oportunidad de pasar la experiencia de 770 días en cautiverio, privado de la libertad», expresó el ecuatoriano, que denunció que los rebeldes lo mantuvieron por mucho tiempo encadenado, hasta que obtuvo la confianza de los rebeldes.

El excautivo fue recibido en Bogotá por el embajador ecuatoriano en Bogotá, Raúl Vallejo.

El diplomático agradeció a las autoridades locales por haber facilitado el regreso a la libertad de Ibarra Sarmiento, de lo que la Armada Nacional de Colombia había informado previamente.

En un comunicado, la Armada explicó que la puesta en libertad del extranjero se logró luego de que un integrante del grupo insurgente aceptara la propuesta que le hicieron miembros de esta fuerza para que facilitara la fuga de Ibarra y se presentara con él ante las tropas.

El rebelde, cuya identidad no ha sido facilitada, accedió al plan y escapó con el secuestrado el domingo por la mañana, agregó la fuente, que indicó que ambos caminaron cuatro horas, hasta encontrar un contingente de la infantería de marina.

El embajador recordó que además del asesinato del padre del exrehén, las oficinas de la empresa de transporte fueron objeto de un atentado con explosivos el 24 de junio del año pasado.

Compartir: