“No pensamos levantarnos de la mesa hasta izar banderas”, Timochenko

La Habana, 4 sep (PL) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) confirmaron aquí el inicio de conversaciones de paz con el Gobierno de ese país suramericano para poner fin a décadas de conflicto bélico.

En el Palacio de Convenciones de la capital cubana, representantes de las FARC que participaron en el diálogo exploratorio reprodujeron un mensaje del máximo líder de esa guerrilla, Rodrigo Echeverri (alias Timoleón Jiménez, Timochenko).

Timochenko ratificó que llegan a la mesa de conversaciones sin rencores y con la seguridad de que la salida no es la guerra, sino el diálogo civilizado.

 

En su mensaje el jefe subversivo admitió que la salida al conflicto es la negociación y los diálogos. «Ha vuelto a abrirse la puerta de la esperanza», dijo.

También instó a «Colombia entera» a ponerse de pie para impedir la ruptura de las negociaciones por la paz. «La Llave de la paz no reposa en el bolsillo del presidente y tampoco del Jefe guerrillero. El verdadero dueño es el pueblo de este país».

el comandante máximo de las Farc destacó la labor del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y del gobierno de Noruega en la búsqueda de entablar diálogos de paz con el Gobierno Santos.

“Volvemos a una mesa reconocidos como contrincantes militares y políticos, acompañados por la sociedad internacional”, comentó.

Agregó que la intención de su intervención es “hacer el anuncio oficial de paz del gobierno de Colombia, en la ciudad de La Habana, en la Cuba revolucionara de Fidel y El Ché”.

Explicó que “nuestros delegados suscribieron el acuerdo para la terminación del conflicto y la búsqueda de una paz estable y duradera.

“Somos optimistas, la historia siempre ha sido labrada por las fuerzas sociales que apostaron al futuro”, señaló el máximo jefe de las Farc.

“Es a los millones de víctimas y afectados por las políticas Neoliberales, a quienes corresponde jugar su rol protagónico por una Colombia en paz”.

“Ha vuelto a abrirse la puerta de la esperanza”, aseguró Timoleón Jiménez.

“O los colombianos del montón, los oprimidos y explotados, nos ponemos en pie y buscamos la libertad de nuestras familias, vidas y culturas, o terminaremos la marca del hierro candente en nuestra espalda”, aseguró el jefe máximo de las Farc.

Sin embargo, aseguró que no sólo algunos políticos y voceros del gobierno pueden hacer parte de la mesa de diálogo, sino todos los ciudadanos colombianos, quienes son “los que han sufrido y expuesto su sangre”.

“No puede considerarse como ruido innecesario la participación de la sociedad de a pie, llamamos a los colombianos a que expresen su pensamiento, que salgan a las calles y decidan qué es lo que necesita el país”, explicó.

“Otra Colombia es posible y entre todos podemos modelarla”, dijo Timochenko.

“Cuánto dolor para ver que la salida no es la guerra sino el diálogo y la negociación”, señaló el líder guerrillero.

“Por nuestra parte, llegamos a la mesa de diálogos sin rencores ni arrogancias, a plantear al Gobierno Nacional a considerar importantes a los de abajo, que les reconozca su derecho a tomar parte en las grandes decisiones nacionales.

 

“No pensamos levantarnos de la mesa hasta izar banderas”, finalizó el jefe máximo de las Farc.

 

 

 

 

Compartir: