Vicepresidente rechaza violencia en Cali y Popayán

El vicepresidente Angelino Garzón se pronunció sobre la detonación de una carga explosiva en Popayán y los dos petardos en el sur de Cali, que dejaron seis policías, un reportero gráfico y un transeúnte heridos.

El Vicepresidente dijo que es intolerable que la violencia siga afectando a los colombianos, en especial a la población civil.

“El pueblo colombiano lo que está reclamando es el fin del terrorismo y de la violencia”, afirmó el Vicepresidente, quien además se solidarizó con las víctimas de estos hechos, con sus familias y con la Policía Nacional.

Así mismo, el funcionario les solicitó a las autoridades adelantar las investigaciones pertinentes, a fin de dar con los responsables de estos atentados para que respondan ante la justicia y respaldó el plan desarme que entrará a regir en Cali como primera medida para evitar más acciones violentas.

“Sea quien sea el autor de estos hechos criminales, son condenables y repudiables desde todo punto de vista. Hago un llamado a la población para que preste toda la colaboración a las autoridades civiles y de Policía para dar con los responsables de estos actos violentos”, puntualizó el Vicepresidente.

Compartir: