»Isaac» se debilita lentamente, pero sigue azotando a Nueva Orleans

Washington, 29 ago (PL) Fuertes lluvias siguen azotando a la ciudad estadounidense de Nueva Orleáns, con grandes riesgos de que ocurran inundaciones y peligrosas crecidas, a pesar de que Isaac se degradó hoy a tormenta tropical.

Bob Jindal, gobernador de Luisiana, dijo que hasta ahora se ha reportado una persona fallecida a consecuencia del meteoro, aunque aclaró que son informes no confirmados.

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) advirtió que existen grandes riesgos de marejada e inundaciones tierra adentro.

Muchas personas fueron obligadas a esperar en techos y áticos a la llegada de los socorristas, mientras que miles de damnificados están sin energía eléctrica.

«Nuestros pensamientos están con ustedes», dijo hoy el presidente Barack Obama y afirmó que el Gobierno hace «todo lo posible» para ayudar a las víctimas del fenómeno, a su paso por la ciudad de Charlottesville, estado de Virginia, donde se encuentra en campaña política.

Por su parte, el candidato republicano Mitt Romney comentó que sus pensamientos estaban con la gente de los estados afectados por Isaac. Se estima que el evento meteorológico Isaac podría causar pérdidas por dos 500 millones de dólares en las costas de Luisiana y alrededores.

Todavía está presenten los pobladores de la zona, los desastres causados por el huracán Katrina hace siete años

que ocasionó pérdidas por 125 mil millones de dólares y devastó la costa estadounidense del Golfo de México.

Las autoridades de Nueva Orleans ordenaron la evacuación de unas tres mil personas en la parroquia de Plaquemines, la zona más afectada por la tormenta.

Compartir: