Secretario general de la ONU ofrece su mediación para diálogo entre Gobierno y Farc

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mostró hoy su satisfacción ante el anuncio de «conversaciones exploratorias» entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y ofreció su mediación para llegar a una resolución del conflicto.
«Como ha dicho en el pasado, el secretario general ofrece sus buenos oficios si se considera que serán de utilidad», dijo ante la prensa uno de los portavoces de Ban, Farhan Haq, que aseguró que el máximo responsable de la ONU está «muy complacido» por la confirmación de esas conversaciones.
Ban aplaudió así el anuncio realizado el lunes por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre los acercamientos entre su Gobierno y representantes de las FARC con el objetivo de iniciar un diálogo de paz, al que también se puede sumar el Ejército de Liberación Nacional (ELN).
«El secretario general espera que éste sea el inicio de un diálogo productivo para resolver un conflicto que ha afligido al pueblo colombiano durante cinco décadas», añadió en la sede de la ONU en Nueva York el portavoz del diplomático surcoreano, que participa en la 16ª Cumbre de los No Alineados en Teherán.
Santos y las FARC alcanzaron un acuerdo por el que los delegados del Gobierno y los guerrilleros formalizarán la mesa de conversaciones en Oslo (Noruega) y luego la trasladarán a La Habana (Cuba), que será la sede permanente del diálogo, según un documento de cuatro folios revelado hoy por la emisora de radio RCN.
Según ese documento, la mesa formal de conversaciones será instalada en la capital de Noruega un mes después del «anuncio público» del acuerdo alcanzado por el Ejecutivo y las FARC.
También precisa que las conversaciones tendrán el apoyo de los gobiernos de Cuba y de Noruega, en ambos casos como «garantes», así como de Venezuela y Chile como «acompañantes».
«De acuerdo con las necesidades del proceso, se podrá de común acuerdo invitar a otros» (gobiernos), detalla el texto, que según el mismo documento fue resultado de un «encuentro preparatorio» realizado en La Habana a partir del pasado 23 de febrero.
La guerrilla de las FARC está en armas desde 1964 y cuenta con unos 8.500 combatientes, según cifras militares.
Desde 1982, el Estado colombiano y los insurgentes han buscado sin éxito en tres ocasiones una salida política a la confrontación, la última de ellas en un largo proceso en un caserío selvático de San Vicente del Caguán, eje de una zona de distensión de 43.000 kilómetros cuadrados que las FARC dominaron por más de tres años. EFE
Compartir: