Menor de edad que puso la bomba a Londoño no quedará libre

BOGOTA, 28 de Agosto_ RAM_...  El fiscal general, Eduardo Montealegre, advirtió que no habrá impunidad en el proceso penal contra los autores materiales del atentado contra el exministro Fernando Londoño, a pesar de que uno de los principales perpetradores del ataque sea menor de edad. Ver video

“No hay ningún riesgo de libertad o de impunidad por tratarse de un menor de edad”, advirtió el fiscal Montealegre al explicar que el menor puede ser privado de la libertad, solo que en un establecimiento especial y con un tratamiento especial en el trámite de procedimiento.

El presunto responsable de colocar y activar la carga contra el vehículo del exministro es un joven de tan solo 16 años de edad, identificado con el alias de ‘Piloto’ o ‘Carne’, quien haría parte de la temida oficina de cobro de Cali conocida como «El Parche de Zuley».

“La legislación en estos casos permite que se le imponga una pena privativa de la libertad, lo que acontece es que el sitio de reclusión tiene que ser un sitio especial, además el trámite para el juzgamiento difiere de los trámites para personas mayores. En conclusión el hecho de que sea menor de edad no significa que va a quedar en libertad”, dijo el jefe del ente investigador.

El fiscal indicó además que la primera y más fuerte hipótesis indica que las Farc fueron los autores intelectuales del atentado en contra del exministro del Interior y de Justicia, Fernando Londoño Hoyos.

En este sentido el Fiscal General señaló que según las pruebas recolectadas hasta el momento indican que existen similitudes y evidencias que indican que el grupo guerrillero había amenazado y hecho una serie de seguimientos en contra de Londoño, tanto que ya había frustrado un plan que buscaba atentar contra la vida de Londoño Hoyos años anteriores.

Ante esto, señaló que ante los documentos encontrados a un grupo del Secretariado Mayor de las Farc, así como unos correos hallados era evidente que existían planes para atentar contra el exministro del Interior para lo cual además se buscó la colaboración de una banda criminal en Bogotá.

“La utilización de la bomba lapa fue utilizada por las Farc en otro atentado”, precisó Montealegre indicando el modus operandi reconocido por el grupo guerrillero al cual todas las evidencias señalan como el responsable del atentado registrado el pasado 15 de mayo en el norte de la capital de la República.

A su turno, el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, señaló que con las líneas de investigación que se están trabajando no se puede descartar ni confirmar la autoría intelectual de las Farc en el atentado contra el doctor Londoño. La Policía Nacional informó que el hecho fue perpetrado por una peligrosa alianza entre delincuentes comunes al servicio del terrorismo, encargados de la preparación y ejecución del ataque con una bomba tipo lapa.

“Es una buena noticia para el país, que al menos estos terroristas que participaron en esta acción criminal, independientemente de quien sea el autor intelectual hayan sido capturados y se encuentren a buen recaudo de las autoridades”, dijo Pinzón.

Finalmente, el director de la Policía general José Roberto León Riaño, señaló que entre los cinco detenidos está Ulises Castellanos Beltrán, alias ‘Apu’, quien en Bogotá habría sido el encargado de recibir, alojar y orientar a los perpetradores.

“La Policía ya tiene identificado a Diego Fernando Tabares, alias ‘Lucho’ como el cabecilla de esta organización delincuencial que estuvo a cargo de este atentado. Este sujeto tiene una condena de 34 años de cárcel, la cual logró evadir aduciendo supuestos quebrantos de salud que finalmente llevaron a la suspensión de la medida en 2009, por lo que se encontraba con detención domiciliaria”, dijo el general León Riaño.

Tiene 16 años y un amplio prontuario

 

El hombre que, disfrazado con una peluca, pegó la bomba Lapa al carro del exministro Fernando Londoño, en el atentado registrado el pasado 15 de mayo al norte de la capital, resultó ser un menor de 16 años, quien pese a su corta edad registra un amplio portuario.

El menor figura entre los 5 sujetos capturados en las últimas horas como autores materiales del ataque terrorista, hecho por el cual les habrían pagado 1.200 millones de pesos.

El muchacho se le conoce con el alias de “Piloto” o “Carne”, quien, según la Policía, hacía parte de la temida oficina de cobro de Cali conocida como “El Parche de Zuley”.

En el prontuario de este adolescente figuran actividades de microtráfico, porte ilegal de armas, hurto de motocicletas y al parecer algunos homicidios que son materia de investigación.

Alias Piloto fue identificado con base a los videos de las cámaras de seguridad en los cuales quedó registrado cuando pasó con el explosivo en su mano derechas y luego cuando huyó en una motocicleta.

El conductor de la moto, identificado con el alias de “Chapulín”, también fue aprehendido en la capital del Valle del Cauca.

Entre los capturados también figura el jefe del comando terrorista, un sujeto que tiene una condena pendiente de 14 años de cárcel por distintos delitos.

Se trata de Diego Fernando Tabares, alias Lucho, quien hizo parte de dos peligrosas organizaciones criminales, una conocida como Los R-15 y la otra como “Los Pelacos”, que significa “Persecución a Ladrones de Corbata”.

Como se recuerda aquel 15 de mayo hacia las 11 de la mañana, el vehículo en que se transportaba el ex ministro Fernando Londoño se detuvo para esperar el cambio del semáforo y un sujeto disfrazado con una peluca aprovecho para pegar la bomba en la puerta del automotor.

La explosión afectó también a 7 vehículos más, entre ellos una buseta perteneciente a la empresa La Nacional de Transportes, que se había estacionado al lado. Igualmente impacto a otros seis vehículos que esperaban cruzar la Avenida Caracas.

Igualmente la onda expansiva daño 38 viviendas y 15 locales comerciales.

Las víctimas mortales fueron el intendente Rosemberg Burbano Ramos, del cuerpo de escoltas de Londoño, y José Ricardo Rodríguez, su conductor.

La DIJIN y el GAULA de la Policía establecieron que los delincuentes comenzaron su desplazamiento a Bogotá desde la capital vallecaucana el 22 de abril, casi con un mes de antelación al atentado, momento a partir del cual iniciaron los seguimientos y la recolección de información sobre la rutina y movimientos de Fernando Londoño y sus acompañantes.

Como resultado de las verificaciones y el trabajo de inteligencia técnica avalado por la iscalía, la Policía Nacional identificó el cabecilla de esta articulación criminal como Diego Fernando Tabares, alias “Lucho”, quien hizo parte de dos peligrosas estructuras como la banda de Los R-15, cuya vinculación le supuso una condena a 34 años de cárcel, la cual logró evadir aduciendo supuestos quebrantos de salud que finalmente llevaron a la suspensión de la medida en el año 2009.

De la misma manera, hizo parte de una organización internacional de secuestradores apodada “Los PELACOS” (“Persecución a Ladrones de Corbata”), responsable del plagio del industrial ecuatoriano Alfonso Darquea Coloma, primo del entonces Ministro de Energía de ese país, Francisco Acosta Coloma, en hechos ocurridos hacia el año 2003.

Las investigaciones de la Policía Nacional permitieron establecer un nexo entre este individuo y Ulises Castellanos Beltrán, alias “Apu”, quien en Bogotá habría sido el encargado de recibir, alojar y orientar a los perpetradores.

Este sujeto presenta antecedentes por tráfico de armas y receptación de automotores.

 

Compartir: