Uruguay busca ayuda en Colombia y Brasil

Según el diario uruguayo El País, en las próximas semanas visitarán Montevideo expertos de Brasil. Estos especialistas trabajan en los cambios que Río de Janeiro prepara de cara al Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Entre los visitantes a los que el Gobierno de José Mujica ha consultado se encuentran el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, que el jueves se reunió con el gabinete de seguridady el ex secretario de Cultura de Medellín, Jorge Melguizo.

Como alcalde de Bogotá entre 1995 y 2003, Mockus logró reducir los homicidios en un 56%. Durante la gestión, según dice el diario uruguayo, se limitó el consumo de alcohol y también el horario de bares y centros nocturnos. También tarjetas rojas y amarillas para que los ciudadanos calificaran cómo eran tratados por otras personas.

Melguizo, por su parte, recomienda que se mejore la coordinación entre países y se impulsen políticas antidrogas comunes.

«Hay que juntarse más para construir proyectos sociales. Hay que entender que el combate a la droga no se hace solo con la represión. Se hace con políticas sociales de largo alcance. El Estado debe tener una presencia integral en los territorios más pobres», dijo Melguizo en una entrevista con El País.

También se ha acudido a expertos brasileros, como el secretario de Seguridad de Río de Janeiro, José Mariano Benincá, que estuvo en Uruguay en mayo de 2011.

Benincá, por ejemplo, planteó al Ministerio del Interior que los operativos en los barrios deben hacerse para permanecer en ellos.

«Si el Estado entra en un área de la ciudad, es increíble la esperanza que genera en otras. Se sacude el imaginario de los habitantes de las zonas rojas», dijo el jefe policial brasileño al señalar que, no obstante, «se precisa un plan policial a mediano plazo, voluntad política de apoyarlo y recursos económicos».

Además se ha recibido el consejo del estadounidense experto en seguridad Lawrence Sherman, quien visitó Uruguay en el pasado mes de mayo, y del sociólogo argentino Gabriel Kessler, especialista en la percepción de inseguridad, que estuvo en Uruguay en el año 2010.

Según Sherman, «La solución es más policías y no más presos; la Policía puede prevenir el crimen, las cárceles no. Pero en general la cárcel se ve como la solución más fácil».

Para Kessler, en cambio, las soluciones pasan por menor presencia policial, mayor participación de la sociedad y una apuesta a la tecnología.

«Cuando aumenta el delito, el temor también. Pero cuando el delito disminuye, el temor queda instalado. O sea que hay una cierta autonomía relativa del temor respecto al delito. Por lo que pude recabar, el caso uruguayo es particular: el temor aumentó antes que el delito», dijo el sociólogo.

Compartir: