La Personería señala que el Transmilenio de la décima es un ‘completo desorden’

La Personería de Bogotá informó que la troncal por la carrera décima es un completo desorden. En un informe se asegura que  «en un principio costaba $470.252 millones de pesos, hoy supera los $675.418 millones, es decir, $205.165 millones más de lo presupuestado».

Luego de trece prórrogas, adiciones por más de $150 mil millones y 25 meses de atraso, aún hoy es incierta la fecha de entrega definitiva de las obras de la fase III de Transmilenio de la carrera décima, así lo determinó la Personería luego de una visita a la troncal en la que encontraron serias deficiencias que hacen inviable su puesta en funcionamiento en el corto plazo.

Aqregó que “la obra que se contempló como una sola troncal con la Calle 26, denominada fase III de Transmilenio, pero en la práctica son dos, hoy en día no se comunican. Tampoco se sabe cómo funcionará la carrera décima sin existir aún retorno para los articulados en su llegada al centro de la ciudad”.

El personero distrital, Ricardo Cañón señaló que en un recorrido por la obra se encontraron tramos de ciclo ruta que desaparecen, otros con postes de luz en la mitad de la vía, tapas de alcantarilla a desnivel o sin ellas, andenes que se reducen en su ancho al punto que obligan al peatón a transitar por la vía de los vehículos.

Para el Personero, “las condiciones denotan desidia y falta de seguimiento a la ejecución contractual. Inexplicablemente se han bajado los niveles de exigencia en las obras, afectando claramente contra el interés ciudadano”.

Además, anunció el funcionario que inicio de una investigación disciplinaria contra los funcionarios del IDU encargados de supervisar a los contratistas de la obra e interventores.

Compartir: