Entre enero y julio más de 55 mil víctimas de la violencia recibieron reparaciones por un total de $330 mil millones

Bogotá, 19 ago (SIG). Recursos por 330 mil millones de pesos destinó el Gobierno Nacional para reparar entre enero y julio de este año a más de 55 mil víctimas de la violencia en Colombia.

Así lo reveló el Presidente Juan Manuel Santos durante el programa Urna de Cristal T.V., que se transmitió este domingo por el Canal Institucional con un completo balance sobre los primeros siete meses de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras.

El Mandatario también dijo que el Gobierno Nacional tiene la meta para este año de llegar a más de 115 mil personas reparadas.

«Este proceso implica mucho más que la sola reparación, y por eso es bueno poder contar que ya creamos un registro único de víctimas, que se abrió el primer centro regional de atención a las víctimas en Bogotá y se cuenta con 63 puntos de atención a nivel nacional, y que también está operando un centro de atención telefónica con línea gratuita nacional», explicó el Presidente.

Así mismo, destacó los avances del proceso de restitución a campesinos despojados de sus tierras.

«Se han recibido ya más de 18 mil 500 solicitudes de ingreso al registro de tierras despojadas y abandonadas, que corresponden a cerca de un millón 500 mil hectáreas en todo el país», afirmó el Jefe de Estado.

Y manifestó que dichas solicitudes se están convirtiendo en demandas que serán estudiadas y decididas en procesos muy ágiles por los jueces y magistrados agrarios que creó la ley.

«Esperamos que a más tardar en octubre comiencen a producirse los primeros fallos de restitución y empecemos así a cumplirles a tantos colombianos que tuvieron que abandonar sus parcelas por la intimidación de los violentos», subrayó el Mandatario.

Reiteró que el Gobierno Nacional está trabajando con toda la decisión, el esfuerzo y el entusiasmo para reparar a las víctimas y restituir sus tierras a los campesinos despojados de ellas por los violentos, lo cual –recalcó- es esencial para consolidar un futuro de paz, progreso y equidad para Colombia.

«Un país herido, como el nuestro, por tantos años, tantas décadas, de violencia absurda, de golpes entre hermanos, necesita atravesar con decisión el camino de la reconciliación y reconocer y reparar a sus víctimas, para poder seguir adelante. Es una obligación moral y es una necesidad sentida que nuestro gobierno ha entendido y que nos comprometimos a atender», subrayó el Presidente.

Sin embargo, advirtió que este proceso no es algo que se pueda cumplir en pocos meses o en pocos años, pues se trata de reparar bien a las víctimas, y por eso la Ley previó un plazo amplio para esa reparación.

«La ley da un término de 10 años para llegar a todas las víctimas que demandan una reparación, y estoy seguro de que lo haremos», indicó el Mandatario.

Concluyó que por ahora se está dando prioridad a las víctimas que han estado esperando la indemnización desde hace varios años por la legislación anterior y a las más vulnerables, como aquellas con discapacidad, las madres cabeza de familia con niños a cargo, y los adultos mayores.

 

 

Compartir: