Las confesiones del general Santoyo

Dos meses después de que una corte de Alexandria en Virginia, EEUU, ordenara el arresto del general Mauricio Santoyo -ex jefe de seguridad del entonces Presidente Álvaro Uribe- por sus vínculos con la temible oficina de Envigado, brazo armado de los paramilitares, el alto oficial decidió confesar y poner fin a la versión de inocencia que sostuvo mientras estuvo en Colombia. Mauricio Alfonso Santoyo Velasco, quien el 3 de julio se entregó a la justicia de Estados Unidos, se convirtió en el primer general en aceptar ante una corte de EEUU haber recibido sobornos por  información para que los paramilitares pudieran eludir acciones de las autoridades, incluidas operaciones en las que colaboró la DEA, con lo que se expondría a una pena de hasta 15 años de cárcel. Santoyo, sin embargo, no aceptó el cargo de narcotráfico. El nombre del ex jefe de seguridad del ex presidente Uribe y sus vínculos con los paramilitares fue mencionado por los cabecillas de las AUC también extraditados a EEUU, Salvatore Mancuso, Juan Carlos «el tuso» Sierra, Carlos Mario Jiménez, alias «macaco» y Francisco Javier Zuluaga, alias «gordo lindo».
El cargo que aceptó el general Santoyo ante el Tribunal Federal del Distrito Este de Virgina fue el de conspirar para proveer apoyo material y recursos a las AUC. «Esta importante acusación responsabiliza a un individuo malhechor que abandonó su deber de proteger a los colombianos para servir a sus propios intereses y a los de traficantes de drogas y terroristas», sostuvo el fiscal Neil H. MacBride. El 30 de noviembre se conocerá la sentencia contra Santoyo. Al conocer la noticia de la confesión del general, la pregunta que muchos se hacen es cómo cree este hombre, que durante su carrera realizó un sin fin de cursos de inteligencia y lucha contra la delincuencia organizada, que la oficina de Envigado conseguía los recursos para pagar, entre otros, los sobornos al general Santoyo. vía www.verdadypoder.com.

103358566?access_key=key-1g9wsioinltnecg57x4l

Compartir: