Ejército anuncia investigación contra dos soldados que dispararon a dos indígenas

BOGOTA, 20 de Agosto_ RAM_...  El Ejército abrirá una investigación a dos soldados que dispararon en la madrugada del pasado jueves, al parecer por error, contra dos indígenas que resultaron heridos y se encuentran fuera de peligro.

La Fuerza de Tarea Zeus comunicó esta decisión a través de un comunicado en el que señala que los responsables eran soldados de la Brigada Móvil número 8, y añadió que las víctimas no fueron identificados como indígenas hasta «horas más tarde».

Los aborígenes pertenecían al resguardo nasa o Páez de Gaitania, en Planadas, población del departamento del Tolima, y por estos hechos retuvieron a los soldados durante dos días.

Según explicó la líder nasa María Elvira Paya en el informativo de Caracol Televisión, los uniformados se alojaban en una vivienda nativa: «los compañeros caminaban y en ese momento el Ejército estaba acampando en una vivienda de otro compañero indígena y al paso por la carretera los prendieron a bala».

Por su parte, el comandante de la Brigada Móvil número 8, el mayor Jorge Eduardo Salazar, le explicó a la comunidad que los heridos no respetaron la orden de los militares, quienes les indicaron que se acercaran para hacer un control.

«Si saben que es tropa no tienen por qué esconderse ni asustarse», reflexionó Salazar, quien agregó que a continuación los dos indígenas se escondieron entre unos arbustos y eso confundió a los soldados, que dispararon contra ellos.

La unidad militar agregó que los heridos fueron trasladados en helicóptero a un centro asistencial de la ciudad de Neiva, capital del vecino departamento del Huila, donde permanecen estables.

El pueblo nasa del departamento del Cauca, que linda con Tolima y Huila, acordó el jueves pasado con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, crear unas «mesas integrales» en las que las partes abordarán diferentes temas que buscan la paz en la región en un plazo de dos meses.

Esta etnia se declaró hace más de un mes en resistencia pacífica e inició una campaña para expulsar de sus territorios tanto a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como a la Policía y el Ejército, con el argumento de que el conflicto armado interno debe respetar sus territorios ancestrales.

El Gobierno colombiano ha reiterado que no va a desmilitarizar ningún área del país.

Compartir: