Anuncia Correa respuesta a solicitud de asilo político de Julian Assange

QUITO, 14 ago  — El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que esta semana responderá la solicitud de asilo político del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, quien se refugia desde el 19 de junio pasado en la embajada ecuatoriana en Londres.

En una entrevista con el canal público Ecuador TV, Correa indicó que el equipo encargado de analizar jurídicamente el caso tiene lista la documentación sobre la cual el gobierno deberá tomar una decisión.

Hay «una gran cantidad de información, (hay que) analizar el derecho internacional para tomar una decisión formada y absolutamente responsable y obviamente soberana», dijo Correa.

«Ya se tienen todos esos informes, esperamos a más tardar el día miércoles tener la reunión (con el equipo responsable del análisis) y ojalá este misma semana podamos tener un pronunciamiento al respecto», agregó. Reiteró que su gobierno está «en contra de la pena de muerte» y recalcó que la decisión que se tome estará apegada a los principios de Ecuador.

«Actuaremos respetando a los países amigos, pero obviamente también respetando los derechos de la persona que ha pedido el asilo al Ecuador», resaltó en referencia a Assange.

Correa admitió que tiene simpatía por el fundador de Wikileaks, con quien desarrolló cierta afinidad a raíz de una entrevista que el australiano le realizó en abril pasado a través de una videoconferencia para el programa: «El mundo de mañana» (The World Tomorrow), que estrenó en el canal público ruso «Rusia-Today» (RT).

Sin embargo, Correa dejó entrever que esa simpatía por Assange no influiría en la decisión.

«Por supuesto que le tengo simpatía (a Julian Assange), también por Inglaterra, tengo simpatía por el marco jurídico de Inglaterra, internacional, entonces actuaremos en estricto apego a los principios del Ecuador y respetando siempre a los países amigos», apuntó.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, había declarado hace tres semanas que su país responderá a la petición de asilo después del 12 de agosto, una vez que terminen los Juegos Olímpicos de Londres.

A fines de julio y principios de agosto, visitó el país sudamericano la madre de Assange, Christine, para interceder ante el gobierno ecuatoriano por la concesión del asilo para su vástago.

Christine declaró entonces que existe el riesgo de que su hijo sea extraditado a Estados Unidos, país que tendría interés en juzgarlo por la difusión de cables confidenciales diplomáticos en el portal Wikileaks.

La mujer mantuvo reuniones con el presidente Correa, el canciller Patiño, autoridades de la Asamblea Nacional (Congreso) y representantes de la sociedad civil como parte de una cruzada a favor de su hijo.

«Tenga la seguridad que Ecuador está analizando con mucha seriedad el caso de Julian Assange, el país no negocia su soberanía», dijo Correa entonces.

Además, Christine Assange se entrevistó con el jurista español Baltasar Garzón, quien dirige la defensa de su hijo.

Julian Assange pidió asilo a Ecuador después de haber agotado todos los recursos legales para evitar ser extraditado a Suecia, donde la justicia lo reclama para ser interrogado por presuntas agresiones sexuales a dos mujeres.

Compartir: