Obama felicita a Ryan, pero advierte que se opone totalmente a su política

CHICAGO, EEUU — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, felicitó este domingo a Paul Ryan por su elección como candidato a la vicepresidencia republicana, pero advirtió que el congresista era un portavoz «elocuente» de una visión política a la que se opone fundamentalmente.

Obama se expresó con mesura en su primera reacción de la elección del segundo de Mitt Romney, incluso cuando sus más fieles aliados se apresuraron a realizar despiadados análisis de Ryan en diversos programas televisivos.

«Mi oponente eligió a su segundo, el líder ideológico de los republicanos en el Congreso, Paul Ryan. Quiero felicitar a Ryan. Lo conozco y le doy la bienvenida a esta carrera», añadió el presidente.

«Es un hombre decente. Es un hombre de familia. Es un elocuente portavoz para la visión del gobernador Romney, pero es una visión con la que estoy fundamentalmente en desacuerdo», afirmó Obama.

Aunque hayan pasado décadas desde la última vez que la elección de un vicepresidente haya reportado un estado a su jefe, la selección del número dos es muy importante porque ofrece a los votantes una visión del carácter y forma de pensar del candidato presidencial.

Por su parte los consejeros de Obama se apresuraban a desmantelar el historial de Ryan con devoción.

Los demócratas retrataron a Ryan como un extremista, amante de los recortes de presupuesto y amigo de los ricos, que sería implacable a la hora de terminar con los programas sociales, estableciendo así una nueva línea de ataque antes de las elecciones del 6 de noviembre.

«Es una elección que entusiasmará a las voces más estridentes del Partido Republicano, pero que debería molestar a todo el resto», declaró David Axelrod, consejero de Obama, a la cadena de televisión ABC.

Axelrod clasificó al combinado Ryan-Romney como ideológicamente extremo y propicio a enriquecer a una clase ya bastante rica, al tiempo que dañar a la clase media, tratando de empujar a la candidatura republicana más allá del crucial centro político.

«Lo que ha hecho Mitt Romney es elegir a alguien que tiene un plan económico y presupuestario que es favorable a gente como Mitt Romney», declaró por su parte el congresista demócrata Chris Van Hollen a la CNN.

Por su parte Mitt Romney y Paul Ryan iniciaron este domingo su campaña hacia la Casa Blanca en Carolina del Norte (este), centrándose en la recuperación económica y en un programa de recorte de impuestos y gasto.

«Tenemos buenas noticias para ustedes: este país va a volver a recuperarse», dijo Romney ante los aplausos entusiastas de sus simpatizantes durante la gira que les llevó este domingo a Mooresville, en Carolina del Norte.

El candidato republicano a la presidencia dijo que la actual política de Obama hace que Estados Unidos se parezca «cada vez más a Europa» y advirtió que esta estrategia llevaba al país a tener un «desempleo crónico, una baja tasa de crecimiento y una catástrofe fiscal a la vuelta de la esquina».

«Yo no quiero ser como Europa, yo quiero ser Estados Unidos», afirmó Romney, desde un circuito de carreras NASCAR, un día después de anunciar la elección de Ryan.

«El contraste no puede ser más claro», dijo Ryan ante 1.700 seguidores dentro del lugar, mientras otros 4.000 esperaban fuera.

«Podemos seguir en la senda en la que estamos, una nación endeudada, una nación en la incerteza, una nación en la desesperación, una nación con alto desempleo, en la que estamos legando a nuestros hijos un futuro mermado, o podemos cambiar las cosas y enderezar este país», agregó.

Ryan, quien preside el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, aprovechó la oportunidad para transmitir su mensaje que aboga por una mayor austeridad fiscal y una reducción del déficit a los votantes del ámbito nacional.

Para el candidato a vicepresidente republicano, el alto nivel de impuestos, las reformas sanitarias y la excesiva regulación del sector industrial impiden que las pequeñas empresas progresen en la creación de puestos de trabajo.

Además de visitar Carolina del Norte, ambos políticos tienen en la agenda desplazarse a Wisconsin este domingo, antes de que Romney visite en solitario dos estados clave en la elección, Florida (sur) y Ohio (noreste).

Kevin Madden, asesor de Romney, desmintió los rumores de que Ryan, artífice de un plan presupuestario que recorta derechos sociales como el programa Medicare, un sistema público de cobertura sanitaria para los jubilados, evita Florida por el temor a la reacción de los electores de más edad.

Romney, exgobernador del estado de Massachusetts (noreste), «va a hablar sobre todos los asuntos que son importantes para la gente de Florida», explicó Madden.

Y agregó que «el congresista Ryan va a ir a Florida durante esta campaña y va a ser lo mismo». AFP

Compartir: