12.000 indígenas marchan desde Popayán hasta resguardo La María

Bogotá, 11 ago (EFE).- Unos 12.000 indígenas colombianos emprendieron hoy en la ciudad de Popayán una caminata hacia el asentamiento del suroeste del país en el que darán paso a un encuentro que esperan cerrar en tres días con la asistencia del presidente Juan Manuel Santos, dijeron hoy autoridades aborígenes.

«Todo ha marchado bien, no ha habido inconvenientes en la carretera», dijo a Efe el líder máximo del Conejo Regional Indígena del (departamento del) Cauca (Cric), Jesús Chávez, desde La María, representativo resguardo de los nasas en la localidad de Piendamó.

La María, declarado por el pueblo de los nasas como «territorio de convivencia, diálogo y negociación», acogerá hasta el martes próximo una reunión nacional de defensa de la autonomía de los aborígenes y de promoción de un proyecto propio de paz.

La cita, a la que dieron el nombre de Encuentro Nacional Indígena por la Defensa de la Madre Tierra, terminará el martes próximo con un diálogo de las autoridades aborígenes y el Gobierno colombiano, actividad a la que los autoridades de la minoría invitaron a Santos.

El consejero mayor del Cric, que se desplazó por anticipado al resguardo para esperar a los caminantes, dijo que la marcha avanza sin contratiempos y a ella se suman en el trayecto más indígenas y campesinos.

Unos 30 kilómetros separan a Popayán, la capital caucana, de La María, adonde la marcha llegará tras casi cuatro horas de recorrido, afirmó a Efe el consejero político de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin, de las autoridades nasas), Feliciano Valencia.

La Acin es una de las nueve asociaciones de cabildos indígenas del Cauca, departamento en el que los nasas o paeces mantienen desde hace un mes un movimiento contra la presencia en sus tierras ancestrales tanto de militares como de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La retirada de estos «actores armados» es central en el proyecto de paz que promueven los aborígenes, que defienden que el control del territorio esté en manos de la llamada Guardia Indígena, cuerpo de seguridad que lleva bastones de madera.

La caminata de hoy tuvo como antesala una marcha por las calles de Popayán que reunió el viernes a más de 10.000 indígenas, según el Cric, y que coincidió con una nueva ronda de la mesa de concertación establecida por el Gobierno y la minoría para superar el conflicto en el Cauca. EFE

Compartir: