Ola de atentados de las Farc complica situación de orden público en el Cauca

Una serie de hostigamientos y atentados de las Farc, que afectaron la infraestructura eléctrica y vial del Cauca, agudizó en las últimas 24 horas la situación de orden público en esta zona del país.

Los ataques más recientes, ocurridos entre las 6:00 a.m. y 9:00 a.m. de este viernes, se registraron en varias torres de energía de los municipios de Tierra Sentada, Timbío y entre Morales y Piendamó, según informó el comandante de la Policía del Cauca, coronel Ricardo Augusto Alarcón.

«En el sur del departamento tenemos tres situaciones: una en el municipio del Timbío, donde atentan contra la torre 50, ubicada en la vereda La Guaca, y otra en el municipio de Piedra Sentada, donde atentan contra las torres 96, 97 y 101, en la vereda de Piedra Seca. Hasta el momento no tenemos reporte de pérdida del fluido eléctrico en Timbío», dijo el coronel Alarcón.

Además, el oficial reportó que los subversivos detonaron otra torre eléctrica que se encuentra entre los municipios de Morales y Piendamó. Según fuentes consultadas por este medio, entre los municipios de Balboa y Argelia, en el sector del puente del río Ovejas, en la mañana de este viernes también se han presentado enfrentamientos entre uniformados de la Fuerza Pública y guerrilleros de las Farc.

Otro atentado, que afectó la movilidad por la vía Panamericana, se presentó hacia la 1:35 a.m. en el kilómetro 27 de esta carretera, a la altura del puente del río Piendamó.

«Aquí es utilizado un vehículo tipo camioneta Toyota, que de acuerdo de los reportes que hemos tenido de nuestros técnicos y profesionales de investigación criminal, había sido hurtado en mayo, en Corinto, Cauca», explicó el coronel Alarcón. Los subversivos detonaron aproximadamente 350 kilos de explosivo R1.

La Policía investiga si el ataque iba dirigido contra la infraestructura del puente o si los explosivos iban a ser detonados al paso de alguna unidad de la Policía o el Ejército.

Por su parte, el comandante de la Policía de Carreteras, mayor Gilberto Pulido, afirmó que las ondas explosivas afectaron al menos cinco casas ubicadas en los alrededores del puente. Agregó que en el transcurso de la mañana se habilitaron dos carriles para solucionar los problemas de movilidad hacia el sur del país, causado por el cráter que dejó la explosión.

La serie de atentados comenzaron en la tarde de este jueves, cuando por lo menos nueve municipios del norte del Cauca, entre los que se encuentran Timbío, Miranda, Silvia y Puerto Tejada, se quedaron sin el servicio de energía debido a la detonación de tres artefactos explosivos en la subestación eléctrica del Ingenio La Cabaña, ubicada en el municipio de Guachené.

El hecho se presentó hacia las 5:50 p.m., cuando dos hombres dejaron frente a la subestación de energía un Mazda color rojo con 300 kilos de explosivo R1 y una Toyota color blanco (que había sido robada el 4 de agosto en Cali), cargada con cilindros bomba.

El coronel Alarcón aseguró que la camioneta tenía instalada cuatro rampas para el lanzamiento de los cilindros, los cuales contenían entre 40 y 60 kilos de R1 cada uno. «Lograron ser expulsados dos que impactaron en la parte interna de la subestación eléctrica y los otros dos encima del vehículo».

La detonación de los carros bomba afectó parcialmente la prestación del servicio de energía de 27.600 usuarios en las zonas urbanas y rurales de los municipios Villarrica (1.860), Puerto Tejada (12.800), Miranda (6.000) y Corinto (7.000).

Se cree que la escalada de atentados tiene que ver con la visita del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien se encuentra reunido en Popayán con las autoridades indígenas del departamento.

Compartir: