Personero Distrital se opone a creación de centros para farmacodependientes

Ricardo Cañón, personero de Bogotá, dijo que la iniciativa del alcalde Gustavo Petro de instaurar algunas sedes para la atención de drogadictos en la capital, es legalmente inviable.

“No nos podemos imaginar al Estado consiguiendo la droga, cómo la consigue, de dónde la saca, cómo la suministra, cuando todo eso está prohibido”, afirmó el Personero.

Para Cañón, uno de los equívocos de la propuesta es que se vincula directamente con la seguridad, “cuando inicialmente el tema debe ser tratado como un tema de salud pública”.

“En los colegios públicos debe haber una política absolutamente clara y juiciosa de prevención, para que los muchachos no caigan en esta trampa mortal. Eso siempre lo hemos enunciado pero no existe política clara de ejecución; siempre anunciamos prevención pero ésta no existe”, añadió Ricardo Cañón.

Y agregó que la problemática de drogadicción en la capital “ha colapsado”, por lo que la creación de Centros de Atención Médica para Adictos a las Drogas (CAMAD), es una estrategia que atiende parcialmente el asunto.

“Sumarle nuevas responsabilidades al sistema de salud de la ciudad, que ya está en graves problemas financieros y de atención a los usuarios, no pareciera lo más indicado; es necesario primero hacer prevención y atención integral en salud pública a los drogadictos, pero de acuerdo con lo establecido en la Ley 1566 de 2012”, concluyó

Compartir: