Emilio Tapia busca detención domiciliaria

El contratista Emilio Tapia buscará el beneficio de detención domiciliaria. Esto debido a que la juez 60 de garantías de Bogotá le dictó medida de aseguramiento, el pasado 27 julio, por el ‘carrusel de la contratación’.

La petición se basa en que Tapia es padre cabeza de familia y tiene que estar pendiente de sus tres hijos, incluido uno de pocos días de nacido. Situación que según la defensa no podría hacer si está privado de la libertad en una cárcel.

El contratista luego de ser privado de la libertad fue enviado a la penitenciaria La Picotade Bogotá, pero no fue remitido a este centro de reclusión porque la defensa solicitó que no fuera llevado allí por cuanto en ese mismo lugar se encuentran los Nule, procesados por los mismos hechos.

Luego de lo ocurrido, el imputado fue llevado a la Sijín, donde permanece a la espera que se solucione su situación.

A Tapia le fueron imputados los delitos de concierto para delinquir simple, cohecho propio e interés indebido en celebración de contratos, de los cuales solamente aceptó su responsabilidad en el primero.

A Tapia se le señala de aliarse con varios contratistas, funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano y miembros de la Alcaldía de Bogotá para apoderarse de los dineros del distrito.

El ente acusador da cuenta de varias reuniones en las que Tapia habría participado y que fueron previas al millonario defraude.

“Para los fines propios de tal concertación en la ciudad de Bogotá, usted se reunió para tratar temas de direccionamiento en la adjudicación de contratos de obras para la malla vial en las oficinas de Dávila Dávila Asociados, con los señores Julio Gómez y Álvaro Dávila”, señaló el fiscal Ricardo González.

También evidenció que hubo encuentros entre el hoy investigado y funcionarios públicos y contratistas en el extranjero.

“Usted viajó a la ciudad de Miami en los Estados Unidos en 26 ocasiones, entre el 6 de enero de 2008 y el 12 de diciembre de 2010. Coincidiendo en 9 oportunidades con el abogado Álvaro Dávila; en 22 con el exsenador Iván Moreno, con quien viajó en vuelo privado y en dos con el exalcalde Samuel Moreno Rojas”, indicó el representante del ente acusador. COLPRENSA

Compartir: