Uribe califica de “golpe de Estado” orden de retiro de militares de resguardos indígenas

Como un golpe de estado calificó el expresidente Alvaro Uribe Vélez la decisión de la Corte Constitucional de ordenar el retiro de las tropas del Ejército nacional de los resguardos indígenas, en los departamentos del Meta y Guaviare.
El exmandatario consideró de “la mayor gravedad” la determinación, y advirtió que si es necesario reformar la Constitución para corregir ese hecho, hay que hacerlo.
La decisión de la Corte Constitucional le fue comunicada al expresidente Uribe por Radio Santa Fe, ya que se conoció en momentos en que sostenía un diálogo telefónico con nuestra mesa de trabajo.
“Eso es un golpe de Estado a Colombia”, insistió Uribe, quien anunció un pronunciamiento de fondo una vez conozca el texto integral del fallo de la Corte.
La decisión de la Corte sienta un precedente, frente a los bochornosos protagonizados por los indigenas del departamento del Cauca, el mes pasado, en un intento por expulsar a la fuerza pública de sus pueblos.
El hecho es que el alto tribunal en el auto número 173 de 2012, ordena el retiro de las tropas de los resguardos indígenas de Meta y Guaviare, dentro de unas “medidas cautelares urgentes para la protección de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas Jiw y Nukak”.
Concretamente, la Corte ordena al Ministerio de la Defensa la devolución del territorio colectivo denominado como resguardo indígena de los Jiw, en el área rural denominada como Barrancón, jurisdicción de San José del Guaviare.
En la misma decisión, da un plazo de 6 meses a las Fuerzas Especiales e infantería de Marina para desalojar los terrenos y devolverlos al pueblo Jiw.
El alto tribunal que el proceso debe hacerse con el acompañamiento permanente de la Defensoría del Pueblo, Pastoral Social y la oficial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para refugiados.

Compartir: