Patrulleros en caso del senador Merlano esperan que no hayan represalias

Los patrulleros de la Policía que participaron en el procedimiento de detención, en presunto estado de embriaguez del senador Carlos Eduardo Merlano, aseguraron ante la Procuraduría General de la Nación que esperan no ser objetos de represalias por haberle impuesto un comparendo al parlamentario por manejar sin licencia de conducción.

Así lo manifestó en audiencia pública el patrullero Víctor Alfonso Tamara Castro, quien grabó en la madrugada del 13 de mayo el momento en que fue detenido Merlano en Barranquilla y en el que senador les aseguró, en tono amenazante, que era un procedimiento irregular.

«Ojalá de pronto esas amenazas y esa toma de chalecos y de placas, no vayan ha haber represalias contra nosotros, que lo que estábamos haciendo era cumplir con nuestra labor», señaló  el uniformado.

Ante la procuradora delegada María Eugenia Carreño, el patrullero manifestó que entregó una copia del video que grabó al policía que estaba a cargo del operativo como prueba de que contrario a lo afirmado por Merlano, no hubo maltrato en el operativo.

Esa copia del video -dijo- se entregó después que el entonces comandante de policía de Barranquilla, general Óscar Pérez, anunciara investigaciones contra los policías.

«(…) Escobar me solicita el video para comprobar que en ningún momento maltratamos a nadie. El solicita el vídeo como prueba del procedimiento. (…)Luego, mi teniente Ayala (comandante de Estación) solicita ver el vídeo, lo copia al computador y me borró el vídeo de la cámara», señaló.

La situación de temor que sintieron los patrulleros tras el operativo fue confirmada ante la Procuraduría por el comandante de la Policía de Tránsito, coronel Byron Castillo.

«El patrullero Escobar estaba bastante asustado pero manifestó que no tenía licencia y que le había percibido aliento a alcohol. En medio de la confusión, temiendo la investidura, pusieron el comparendo», dijo.

Exactamente señaló que temían los policías que se presentara alguna queja y que pudieran ser trasladados. El próximo nueve de agosto tendrá que comparecer ante la Fiscalía el general Pérez, quien luego de esclarecerse los hechos, renunció a la Policía Nacional. Ese día, tendrá que allegar el propio director de la Policía, general José Roberto León Riaño, respuesta vía declaración juramentada de un cuestionario de la defensa sobre los hechos. COLPRENSA

Compartir: