Policía descubre nuevo foco de corrupción asociado a tramitadores

BOGOTÁ, 28 de Julio_ RAM_....  Luego de varios meses de investigación y como resultado de un juicioso proceso de seguimiento que incluyó controles técnicos de inteligencia avalados por la Fiscalía General de la Nación, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional puso al descubierto una nueva mafia asociada a los trámites para consecución y actualización de licencias de tránsito.

Esta nueva red de corrupción, conformada por 14 personas detenidas por un componente de Policía Judicial adscrito a esa Unidad, delinquía principalmente en Bogotá, Cundinamarca, Atlántico, Cauca, Risaralda y Magdalena.

La modalidad consistía en gestionar la expedición y entrega de licencias y otros papeles a personas que no asistían a los Centros de Enseñanza Automovilística, ni tampoco a los Centros de Reconocimiento de Conductores, sitios en los que además de efectuarse la capacitación en conducción, se llevan a cabo las pruebas médicas que certifican la aptitud de un ciudadano para estar frente al volante.

Lo anterior implicaba por ejemplo, que personas que se encontraban en Bogotá, fueran certificadas en otras ciudades a través de instituciones que suministraban los documentos para la expedición de los “pases”, trámites que casi simultáneamente eran registrados ante el RUNT como legales, aprovechando que las entidades intermediarias contaban con los permisos necesarios.

Por esta razón, la Policía Nacional y la Fiscalía vincularon a la investigación a cinco centros de enseñanza automovilística, a cuatro centros de reconocimiento de conductores y a cuatro oficinas asesoras en temas de tránsito y transporte, ubicadas en Bogotá, Villeta, Girardot, Barranquilla, Popayán  y Pereira, desde donde se agilizaron matrículas de automotores y expedición de licencias incluso a personas con discapacidades que les impedían asumir la conducción de un vehículo.

A partir de las evidencias recopiladas por la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía, el Juzgado 27 de Control de Garantías, expidió las órdenes de captura por concierto para delinquir, falsedad en documento privado y acceso abusivo a sistemas informáticos, las cuales se hicieron efectivas durante la Operación “Legitimidad”, que además permitió la incautación de 24 placas para carros particulares y motocicletas, 8 discos duros con información, 5 computadores, 3 memorias USB y 855 folios con documentación para trámites.

Compartir: