Nuevos enfrentamientos dejan segundo fallecido en el Cauca

De acuerdo con el alcalde de Caloto, Jorge Edilson Arias Granada, los choques entre autoridades policiales colombianas y comunidades indígenas han cobrado la vida de dos personas en el departamento de Cauca en sólo tres días. La nueva víctima fue identificada como Mauricio Largo, de 24 años de edad, quien se desempañaba como agricultor de la zona.

Un campesino resultó muerto este jueves al norte del departamento del Cauca (oeste), durante enfrentamientos sostenidos entre las fuerzas del orden de Colombia e indígenas de la región, según informó el alcalde de Caloto, Jorge Edilson Arias Granada. Se trata de la segunda víctima mortal en tres días de choques.

La víctima fue identificada como Mauricio Largo, de 24 años de edad, quien se desempañaba como agricultor de la zona.

Los enfrentamientos en esa región local iniciaron el martes pasado, cuando indígenas del sector intentaron desalojar a militares instalados desde hace meses atrás, en el marco del combate sostenido con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Este jueves los manifestantes bloquearon una carretera que conduce desde Caloto a Corinto, reclamando la salida de los uniformados.

Por esta situación intervino la fuerza pública, lanzando bombas lacrimógenas, acción en la que también se registró intercambio de disparos.

El alcalde Arias Granada precisó que «hay un muerto», aunque no han dado a conocer las causas del deceso.

No obstante, «personas que estuvieron cerca del lugar aseguraron que el hombre murió al recibir un disparo», reseñó la prensa local.

Arias Granada lamentó el suceso y apuntó que cuerpo no ha podido ser evacuado de la zona debido a que los enfrentamientos entre Policía y comunidades no cesan.

Por otro lado, los manifestantes afirmaron que no permitirá el levantamiento del cadáver hasta este viernes.

En la acción también resultaron heridas otras tres personas, que fueron trasladadas al Hospital de la Niña María de Caloto.

El comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, general José Alberto Jerez, anunció que denunciará ante organismos internacionales la utilización de dagas y flechas contra la fuerza pública.

En la madrugada del miércoles pasado se registró otra muerte a consecuencia de los enfrentamientos. La víctima fue identificada como Éver Fabián Guetio, perteneciente a una etnia indígena.

Según divulgó la prensa local, a esta persona «le habrían disparado porque supuestamente hizo caso omiso y no atendió un llamado».

Indígenas del municipio Toribío del Cauca solicitaron al Gobierno nacional instalar una mesa de alto nivel, para abordar el conflicto que se registra en la zona el próximo lunes 23 de julio.

Las comunidades consideran importante resolver con las autoridades nacionales la desocupación militar del Cerro Berlín en el resguardo de San Francisco, zona rural del municipio de Toribío; así como proteger jurídicamente a los manifestantes.

Además, reclaman que el Gobierno Nacional se comprometa a no hacer señalamientos infundados y generalizados contra las comunidades indígenas y que las personas heridas por la fuerza pública deben ser atendidas sin costo policial o judicial.

La mesa estaría inegrada por el Gobierno Nacional y las autoridades indígenas, bajo la mediación del defensor del Pueblo, Volmar Pérez; el delegado del Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos, Todd Howland, y  una persona colombiana independiente.

Compartir: