«Muerte de indígena en Cauca habría sido por un error militar»

Bogotá, 18 jul.- Un indígena colombiano murió hoy a manos de militares que realizaban operaciones en la zona rural de la población de Caldono, en el conflictivo departamento suroccidental del Cauca, informaron autoridades castrenses regionales.

El Comando de la Tercera División del Ejército, con alcance sobre el suroeste de Colombia, precisó en un comunicado que los hechos se presentaron en La Venta, paraje rural de Caldono, cercano a Toribío, donde miles de indígenas se movilizan desde la semana pasada para expulsar de su territorio tanto a las fuerzas de seguridad, como a la guerrilla.

Las tropas desarrollaban «operaciones militares para neutralizar cualquier pretensión terrorista en contra de la comunidad» y «una persona resultó muerta», agregó la unidad militar desde su sede en Cali, la capital del Valle del Cauca, región vecina a la del Cauca.

La división castrense no identificó al indígena ni facilitó detalles de las circunstancias en las que se produjo su muerte, pero versiones periodísticas procedentes de la zona aseguran que las tropas le dispararon al no acatar un control militar.

El Cabildo indígena de Caldono lo identificó en un comunicado como Fabián Cuetía, de 22 años de edad, y dijo que «pertenecía al movimiento campesino de la región».

«Lo mataron a sangre fría», afirmó a Efe por teléfono el consejero mayor del Cabildo de Caldono, Albeiro Calambas, quien explicó que Cuetía provenía del domicilio de su novia.

Calambas dijo que indígenas de las vecindades mantienen retenidos a varios soldados de la unidad implicados en la muerte del joven.

En su nota, la unidad castrense lamentó los hechos e indicó que de inmediato puso el caso en conocimiento de las autoridades de control, entre ellas la Fiscalía General, con el fin de que se «adelanten las diligencias pertinentes para esclarecer lo ocurrido».

Asimismo «se ordenó el inicio de las investigaciones que correspondan, al interior de la Fuerza», añadió la división regional del Ejército.

El aborigen muerto pertenecía al pueblo de los nasas o paeces, etnia que se levantó en la localidad de Toribío para exigir la retirada de las fuerzas de seguridad y los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que actúan en sus territorios ancestrales.

Los indígenas fueron desalojados a primera hora de hoy de un cerro de telecomunicaciones de la misma población del que el martes habían sacado a empujones a unos cien militares que estaban acampados en el lugar.

Al menos tres aborígenes heridos y una veintena más contusos o afectados por gases lacrimógenos dejó la operación de desalojo, que fue realizada por policías antimotines, según informes preliminares de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acín, que reúne a las autoridades nasas). EFE

Compartir: