EEUU advierte a Quito por su relación con Irán

Adam Namm, nuevo embajador en Ecuador, alertó al gobierno de Rafael Correade que sus acuerdos de cooperación con Teherán exponen al país al «riesgo» de sanciones.

Entrevistado por la agencia EFE, el diplomático se refirió a los recientes acuerdos comerciales y financieros firmados entre Ecuador e Irán, entre los que se prevé, además, cooperación en el área petrolera.

Según Namm, Quito está al tanto de los peligros a los que se enfrenta, ya que un alto funcionario del Tesoro estadounidense informó recientemente al gobierno ecuatoriano sobre las leyes de los Estados Unidos que penalizan «a países que hacen negocios con Irán». «Si Ecuador o una institución financiera viola estas leyes, hay penalidades«, advirtió.

«Supongo que Ecuador está ahora bien informado sobre las leyes de los Estados Unidos, y ojalá que no vaya en contra de estas leyes», añadió Namm, quien llegó a Quito en mayo, después de que Ecuador expulsara a su antecesora, Heather Hodges, por un cable divulgado por WikiLeaks sobre la supuesta corrupción en la policía.

«Para los Estados Unidos y para muchos países en el mundo, Irán es un país que apoya el terrorismo, que no está cumpliendo con las normas nucleares del mundo, y por eso ha sido sancionado por las Naciones Unidas», dijo el diplomático.

Durante una visita a Quito el pasado enero del presidente Iraní, Mahmoud Ahmadinejad, Correa se comprometió a que su Banco Central abra una cuenta en un banco de un tercer país en el que el régimen iraní tenga una cuenta para facilitar los intercambios comerciales entre ambas partes. El lunes, la Federación de Cámaras de Comercio del país sudamericano acusó al Gobierno de usar el mecanismo para «lavar activos» del terrorismo iraní.

Respecto a la cooperación potencial entre los dos países, Namm opinó que «las leyes de sanciones de los Estados Unidos tratan mucho de estas relaciones entre países con respecto a la venta de petróleo y otros productos petroleros. Estas leyes son muy complicadas, pero eso sería un riesgo» para Ecuador.

En mayo del año pasado, Washington impuso sanciones a la venezolana PDVSA por sus relaciones con el sector petrolero iraní. Le prohibió firmar contratos públicos, así como contar con financiación de los Estados Unidos para sus operaciones de importación y exportación, aunque no le impidió vender su petróleo en ese país.

 

Compartir: