¿Un proceso transparente?

Este lunes se inició la revisión de las hojas de vida de los 119 aspirantes al cargo de secretario general del Senado, dentro de los cuales hay algunos que no presentaron soportes y otros  que son cercanos a congresistas y ex congresistas. De momento han surgido dudas sobre el proceso de selección. Por ejemplo, el secretario de la Comisión de Acreditación, Saúl Cruz, que a la vez es el subsecretario del Senado, está fuera del país y solo regresa el 19 de julio. En su defecto fue designada  secretaria ad hoc Mery Ruth Luengas, persona cercana al secretario Emilio Otero, quien lo acompañó a la famosa reunión secreta de los conciliadores de la reforma a la justicia.  La otra pregunta es  cuándo se reunirá la Comisión de Acreditación, cuyos miembros aún no han regresado,  que deberá estudiar un alto volumen de documentos de quienes cumplan requisitos. Mientras tanto, el presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, ha hecho oídos sordos a la petición de las ONG de que publique las hojas de vida y los soportes de los aspirantes.


Compartir: