Gobierno mexicano firmó controvertido acuerdo antipiratería

El Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA) fue aprobado este jueves, en medio de la polémica presentada la semana pasada en el Parlamento europeo, donde fue rechazado el texto que busca una normatividad común para varias naciones. México se convierte en el primer país en aprobar una Ley de este tipo.

“El ACTA pretende una mejor protección internacional de los derechos de propiedad intelectual de los mexicanos, atraer nuevas inversiones, asegurar las fuentes de trabajo ya existentes e incrementar la creación de empleos formales, así como fomentar la creatividad, la innovación y la competitividad de nuestras empresas”, afirmó el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) en un comunicado oficial.

El propósito de la ley ACTA es combatir el plagio de diversos productos artísticos, científicos y mediáticos, tanto impresos como virtuales. Aunque la propuesta inicial surgió en Estados Unidos, se pretende crear una norma que incluya a otros países, entre ellos Australia, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Norte, quienes están de acuerdo con la iniciativa.

Cientos de activistas consideran que el ACTA es un proyecto que censura y amenaza las libertades de los usuarios de Internet, al restringir el libre acceso e intercambio de información a lo largo de la Red.

Esta ley se suma a otras propuestas como la célebre SOPA y PIPA, leyes antipiratería que por poco son aprobadas en Estados Unidos, y que, al igual que el ACTA, buscan establecer parámetros internacionales que regulen la violación a los derechos de autor.

Compartir: