Santos fue recibido en Toribío con rechifla y en medio del asedio de las Farc

En medio del asedio de las Farc y con chiflidos y gritos destemplados fue recibido esta mañana el presidente Juan Manuel Santos en el municipio de Toribio en el Cauca, a donde llegó a reunir un consejo extraordinario de ministros.

La guerrilla de las Farc, en desafiante actitud, continuó los hostigamientos e incluso colocó retenes en la carretera a escasos kilómetros del casco urbano de la población.

Uno de los retenes fue instalado por las Farc en el sitio conocido como Pajarito y otro, en el sector de El Palo.

Simultáneamente, otro reducto del mismo grupo guerrillero hostigó a las patrullas militares y de la policía en el municipio de Corinto.

El jefe del Estado llegó a bordo de un helicóptero acompañado por sus 16 ministros y los altos mandos militares y de la policía.

Cuando descendió encontró una manifestación hostil, integrada por cerca de cinco mil personas, en su mayoría indígenas, que lo abucheó.

Poco antes, en momentos en que los helicópteros con el presidente y la comitiva se aproximaban al municipio, se escucharon a lo lejos, varias detonaciones, al parecer de tatucos lanzados por las Farc.

La visita de Santos al Cauca estuvo precedida por una oleada terrorista de las Farc, que incluyó un atentado con una motocicleta bomba que dejó un niño muerto y cinco más heridos.

El jefe del estado llegó a Toribío para reunir un consejo extraordinario de ministros y abocar la critica situación social y de orden público en esta localidad, debido al acoso permanente de las Farc.

Mientras en Argelia, también Cauca, fue detonada una motocicleta bomba, en el mismo Toribio las Farc tenía planeado ejecutar varias acciones terroristas durante la visita presidencial.

Según lo informó la policía, se descubrieron tres cargas explosivas en la localidad, una de ellas, cerca a una cancha de futbol que había sido acondicionado para el aterrizaje de los helicópteros en los cuales se desplazarán el primer mandatario y los 16 ministros, así como los altos mandos militares y de la policía.

Los artefactos explosivos fueron detonados controladamente y fue necesario habilitar otro helipuerto, cerca a la Estación de policía.

ATAQUE EN ARGELIA

El ataque con una motocicleta bomba se produjo en sector de El Plateado, del municipio de Argelia.

La explosión causó la muerte de un menor de edad y heridas a tres personas más, dos de ellas niños de entre 7 y 8 años, quienes debieron ser trasladados por vía aérea a Popayán.

Además, pocas horas antes, los tripulantes de una aeronave que habría aterrizado de emergencia en un campo abierto de esta misma localidad, fueron secuestrados por las Farc.

Hasta el momento las autoridades no han confirmado ni desmentido esta información.

Entre tanto en El Mango, los subversivos atacaron la destruida estación de esa localidad lanzando explosivos artesanales y disparado continuamente desde las partes altas que rodean el corregimiento.

De otro lado, en inmediaciones del puente del Río Ovejas, sobre la Vía Panamericana, fueron localizados 9 cilindros bomba de 20 libras y 400 metros de cordón detonante.

Los artefactos, que presuntamente pretendían ser usados para destruir la estructura vial, contenían R-1, metralla y dinamita y fueron ubicados gracias a una alerta de la ciudadanía y el trabajo de inteligencia militar, según dijo el general Miguel Ernesto Pérez Guarnizo, comandante de la Tercera División del Ejército.

Hace cuatro semanas, la misma guerrilla detonó una carga explosiva en el mismo puente sobre el Río Ovejas, dejando seis personas heridas y daños en la losa central, por lo que tuvo que ser cerrado.

Actualmente, se ejecutan obras de reparación y mientras tanto, el tránsito se hace sobre un antiguo puente que habia en esa importante vía.

Compartir: