CGT de Argentina, contra su Presidenta

a Confederación General del Trabajo de Argentina, realiza su primera huelga  que contó con el respaldo de 40 sindicatos y partidos opositores, quienes se unieron para protestar por el pago general.

Durante este acto, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, criticó al Gobierno por afirmar que no cedería a los reclamos de los trabajadores, cuestionando su negativa a abrirse a un diálogo.

Igualmente reclamó por los fondos de las obras sociales e hizo énfasis en el tema central de la protesta que es por un cambio en el Impuesto a Ganancias.

Moyano afirmó su intención de ser reelecto al frente de la CGT, mostrando seguridad en su victoria, en las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 12 de julio.

El Secretario General resaltó que en la Plaza de Mayo confundieron no sólo a “los muchachos de la izquierda, de la CGT Azul y Blanca (que responde al gastronómico Luis Barrionuevo) y la CGT”, sino también “todos los trabajadores, no sólo los físicos, sino intelectuales, científicos y comerciantes”. Igualmente hizo un llamado a todo a actuar frente al problema ya que “Este es el problema basal de los argentinos. Todos estamos dispuestos a colaborar y contribuir con los problemas que se avecinan”, aseveró Hugo Moyano.

En su discurso, el aspirante a obtener de nuevo la secretaría general del CGT, afirmó estar molesto junto al gremio de trabajadores, por la forma de imposición que tiene el gobierno, como si fuera una dictadura, “hacer todo lo que ellos quieren hacer sin consultar con nadie”, refiriéndose al gobierno nacional.

El líder sindical elevó fuertes críticas al Poder Ejecutivo por las deducciones que realiza la AFIP con la aplicación del Impuesto a las Ganancias y cuestionó las cifras difundidas el martes por la presidente Cristina Kirchner en cadena nacional.

Compartir: