El efecto «mico»

La frustrada  reforma a la justicia sigue causando efectos, entre ellos el más fuerte, el de la caída del ministro Juan Carlos Esguerra. Dentro del Congreso, los más afectados por ahora, los salientes presidentes de Senado y Camara, que terminaron de arruinar su ya de por si destagastada imagen. Pero hay otros efectos sobre las vacacaciones de algunos. Por ejemplo, Juan Manuel Corzo debió suspender su viaje a China, en París, y regresar el lunes. Otro que debió bajarse de un crucero en Las Bahamas fue el sucesor de Corzo, Roy barreras, quien llegó este martes en la tarde y Juan Lozano está en Europa y lo están esperando para las sesiones extras. Al que no pudieron ubicar en el Caribe fue al vicepresidente Antonio Guerra quien también está de crucero en el Atlántico.
Compartir: