Trabajos de reparación en la central hidroeléctrica de Guatapé costarán US 25 millones

Compartir:

A finales de esta semana comenzarán a ser trasladados desde México y hacia Antioquia, las 800 toneladas de cables, accesorios y herramientas necesarias para reparar el tramo de cables dañados en el incendio ocurrido el pasado 15 de febrero en la central hidroeléctrica de Guatapé.

Los cables que en otras circunstancias habrían sido trasladados en barco, por la necesidad urgente, serán enviados a Colombia en 8 vuelos de carga, con dos aviones tipo Antonov.

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, reveló que paralelo a la reparación de los cables, se evacuará en forma gradual, el agua de la represa de El Peñol, hacia las centrales de Jaguas, Playas y San Carlos, con 20 motobombas con capacidad de 0.5m3/seg.

Actualmente, un equipo de 100 personas de EPM, avanza en la reparación de los daños que ascendería a los 25 millones de dólares, y que serán asumidos en gran parte por la póliza de seguros, debido a que EPM solo asumiría un deducible.

Por este daño, EPM estima dejará de percibir entre 200 mil y 300 mil millones de pesos con motivo del lucro cesante y de los deducibles de la póliza de seguros. Dicha cifra incluye los deducibles de la póliza de seguros.

¿Qué originó el incendio en la Central Hidroeléctrica de Guatapé?

El Gerente de EPM, fue enfático en que el incendio en el cuarto de máquinas no se originó por falta de mantenimiento o por la conclusión de la vida útil de los mismos, como lo señaló en días pasados la Superintendencia de Servicios Públicos, y muestra de ello, es un estudio de vida útil residual adelantado en 2013, por una firma internacional experta, en el que se reveló que los cables tenían una vida útil residual de 16.16 años, con un grado de confiabilidad del 95%.

Por su parte, el vicepresidente de Generación de Energía de EPM, Carlos Alberto Solano, informó que el costo de mantenimiento anual de la central es de 14.000 millones de pesos, y que según el reporte que tienen, el 90% de las obras totales de mantenimiento de la planta son de carácter preventivo y predictivo desde el año 2000. Así mismo que el 78% corresponden a prevención, el 12% a predicción y un 10% a aspectos correctivos.

De igual forma, el directivo aclaró que desde agosto del año anterior se hizo un hallazgo y control de gases combustibles, específicamente de acetileno en uno de los cables, por lo que en diciembre 22 se hizo necesario, de manera preventiva sacar de servicio los cables del banco 2.

En dicho mes, la compañía de seguros contrató una firma especializada para la reparación de la falla y lunes 12 de febrero, al culminar dicha intervención, se procedió a reparar una fuga en el cable fase R, banco transformadores N°4, cuyos trabajos se prolongaron entre las 9am y las 12m.

Fue allí, donde explica el vicepresidente de Generación de Energía de EPM, que se procedió a energizar los transformadores, “las máquinas vuelven a operar, empiezan su rata normal de ascenso y unos 19 minutos después de haber sido energizado e iniciada la operación de las máquinas, sobreviene una explosión en este sitio, se inicia un incendio y como consecuencia de esa situación, se tiene una segunda explosión en el exterior de la casa de máquinas, justo en el túnel de acceso donde está el portal de cables” .

El incendio registrado en la central hidroeléctrica de Guatapé, que se prolongó durante 12 horas, afectó en su totalidad la generación de energía de la misma cuya capacidad es de 560megavatios entregados por ocho conjuntos de turbinas generadoras, cada una de 70 megavatios.

Se prevé que el 25% de la central estará operando en mayo próximo.

Compartir: