Lugo queda al borde de la destitución

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, será sometido hoy a juicio político en el que se lo acusa como principal responsable de un violento enfrentamiento entre campesinos y policías, y la lectura del oficialismo paraguayo es clara: hay un intento de golpe de Estado.

La Cámara de Diputados votó ayer a favor de dar cauce a los procedimientos de juicio político contra Lugo por su rol en el violento episodio en el que murieron 17 personas en tiroteos entre la policía y granjeros sin tierra en una reserva forestal.

La gravedad del anuncio y la celeridad del juicio tomaron por sorpresa a los paraguayos y movilizaron a miles de partidarios y detractores de Lugo al centro de la capital, donde los bandos se manifestaron ruidosamente ante 4000 uniformados.

Lugo aseguró que el pedido de juicio político que impulsa la cámara de diputados es el resultado de las negociaciones «de las fuerzas más conservadoras del país»

«Más que intento, este es un golpe de Estadoexpress porque lo han hecho entre noche y madrugada, se han puesto de acuerdo», aseveró anoche el primer mandatario en conversación telefónica con la señal Telesur. «Incluso es anticonstitucional porque no se respeta el debido proceso», agregó.

Lugo aseguró que el pedido de juicio político que impulsa la cámara de diputados es el resultado de las negociaciones «de las fuerzas más conservadoras del país» que «se unieron sin argumentos válidos». «No hay ninguna razón valedera que amerite este juicio político, ojalá que mañana (por hoy) reine la racionalidad en los parlamentarios», clamó.

Lugo, que también será investigado por la justicia ordinaria, advirtió que no piensa renunciar por la ofensiva parlamentaria.

Según se conoció, el mandatario convocó al Gabinete Militar. El ex obispo paraguayo enfrenta unjuicio político impulsado por el Partido Colorado, que lo acusa por la muerte de policías y campesinos durante un desalojo de Curuguaty. 

Los jefes de las tres armas ya están en el Palacio de López, sede de Gobierno. Están reunidos con López Perito y aguardan la llegada de Fernando Lugo. Los medios locales informan que, de un momento a otro, darán una conferencia de prensa.

Según Radio 1000 AM,»se maneja la información de que el presidente Fernando Lugo renunciará al mediodia«. De todas formas, hay otras versiones que dicen que«va a aguantar».

El opositor Partido Colorado anunció este miércoles 20 de junio que impulsará un juicio político contra el presidente de la República para removerlo de su cargo. Tras el anuncio, el partido liberal, aliado en el Gobierno de Lugo, afirmó que respalda la medida. Lo mismo sucede con las formaciones Patria Querida (también aliado) y UNCE, del ex militar golpista Lino Oviedo.

El presidente Fernando Lugo, antes de conocer el respaldo liberal, llamó a la pacificación y consideró que es un «oportunismo político» la amenaza de juicio político.

En declaraciones con la radio paraguaya AM1080, el ministro de Educación Victor Ríos aseguró: “Presenté la renuncia. Acabo de llegar al ministerio. Si el partido decidía promover el juicio político, no puedo seguir siendo parte este Gobierno”.

Espero que el Presidente de la República no exponga a la sociedad a la violencia. Voy a hacer lo posible para que se restablezca la calma”, advirtió.

Además, agregó que conversó con Lugo. “Buscamos  una salida dialogada. Pero no pudo ser, y el partido ha tomado la decisión de recurrir al mecanismo constitucional del juicio político.

«Se estaría planteando ahora (…) por los últimos hechos acaecidos más todos los antecedentes que adornan la tarea del presidente en estos últimos cuatro años», dijo a periodistas el diputado Carlos Soler. «Ésta es una ocasión que tiene (Lugo) para salir por la puerta grande», agregó. La acción se precipitó tras la muerte de seis policías y once campesinos el viernes durante el desalojo de una hacienda del noreste del país.

El juicio político viene motivado por lo sucedido hace poco más de una semana, cuando  un enfrentamiento entre policías y campesinos en una estancia de Curuguaty, a 240 kilómetros al noreste de Asunción, dejó al menos 17 muertos y 80 heridos.

Tras conocerse el respaldo liberal, ya circulan versiones de que numerosas agrupaciones se organizan para marchar hacia Asunción, para respaldar a Lugo. Eulalio Lopez, de la Liga Nacional de Carperos, le confirmó a la misma emisora: «Estamos en contra del juicio politico».

La designación de Rubén Candia al frente del ministerio del Interior, sin consultar a las otras agrupaciones, desató la ira de la oposición y dejó abierta la discusión que, más tarde, se tradujo en el pedido de juicio político.

El Partido Liberal, que hasta este jueves 21 de junio, forma parte de la coalición gobernante y acusó a Candía de estimular la represión y aliarse con los grandes señores de la tierra paraguayos durante su anterior estancia en el cargo de Fiscal General de la República.

Faltan 10 meses para las elecciones presidenciales. De ser destituido, el vicepresidente Federico Franco (liberal) asumiría en su lugar.

Lugo había logradrado romper con la hegemonía de más de 60 años del Partido Colorado, el mismo que hoy impulsa su destitución.

Compartir: