Taurinos de Medellín califican como «circo» las corridas sin muerte del toro

Bogotá, 20 jun (EFE).- La corporación que gestiona la plaza de toros de Medellín, una de las que cuenta con mayor afición en Colombia, consideró hoy que una corrida sin la muerte del animal sería como «un circo», en respuesta a la propuesta del alcalde de esta ciudad, Aníbal Gaviria.

Los toros «dejarían de ser una corrida y pasarían a ser un circo», afirmó a Efe Santiago Tobón Echeverri, director ejecutivo de la Corporación Plaza de Toros de La Macarena (Cormacarena), quien desafió al alcalde a hacer un ensayo de corridas sin toros para comprobar si eso dejaría satisfecho al público taurino.

«Si lo considera, ensaye y haga corridas incruentas y nosotros le soportamos estas corridas», indicó con ironía, al expresar: «somos taurinos de vieja data» y si se prohíbe matar a los toros en las corridas «la esencia de la fiesta brava se desvirtúa».

El alcalde de Medellín, ciudad que celebra su tradicional Feria de La Macarena entre enero y febrero de cada año, propuso la semana pasada seguir celebrando corridas pero sin actos crueles contra los toros.

«Tratemos de conversar con la gente de la plaza de toros La Macarena para hacer corridas incruentas», es decir, «no matar al toro», señaló entonces Gaviria.

Hoy Tobón respondió: «mientras la ley esté vigente, no vamos a renunciar a dar las corridas en su integridad».

Aún así, insistió en los ensayos y en analizar la reacción del público: «si es del agrado de la gente taurina, pues haremos ese tipo de espectáculo», insistió el director ejecutivo de Cormacarena.

En opinión de Tobón, los antitaurinos que buscan la prohibición de las corridas «pretende defender los animales pero los van a llevar a la extinción de una raza».

El gran problema, agregó, es que «incluyeron intereses políticos» a esos movimientos que buscan acabar con la fiesta brava.

El revuelo ocasionado en Medellín sigue a la decisión tomada el 15 de junio por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien anunció la revocación de un contrato de arrendamiento de la plaza de toros La Santamaría con la Corporación Taurina, lo que cerró las puertas a la celebración de corridas en ese coso capitalino.

La decisión del Gobierno bogotano había sido anunciada por Petro desde su campaña a la Alcaldía y también cuando asumió su gestión, el 1 de enero de 2012, en plena temporada taurina.

En consecuencia, el gerente de la Corporación Taurina de Bogotá, Felipe Negret, presentó un recurso ante el distrito en el que apela al carácter cultural de la tauromaquia y a su derecho al trabajo.

Colombia, junto a México, Venezuela, Perú y Ecuador, son los países americanos que celebran regularmente temporadas taurinas.

En el caso colombiano, las plazas de Cali, Manizales, Medellín y Bogotá son las que cuentan con la mayor afición. EFE

Compartir: